sábado, 21 de octubre de 2017

Pequeñas Semillitas 3484

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 12 - Número 3484 ~ Sábado 21 de Octubre de 2017
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Jesús mío, estoy convencido que vienes de lo alto y estás por encima de todo. Creo que Tú eres el Hijo de Dios, el Rey de reyes y que nos has hablado del Reino del Padre porque Tú procedes de Él. En Ti espero la vida eterna, esa vida nueva que me regalaste en mi bautismo y que con mis faltas la he ensombrecido yéndome por caminos que no me acercaban a Ti. Sáname y límpiame de todas esas heridas que están causando frustración y desolación en mi alma. Sé que Tú todo lo puedes, todo lo transformas. En tus llagas esparciste la misericordia divina a toda la humanidad, abriste el camino a nuestra salvación a través de Ti. Creo en Ti, en tu poder, que junto al Espíritu Santo vas derramando gracias a quien acepta tu testimonio de amor. Confío en que en estos momentos me bendices y así como el Padre te ama, Tú me amas de igual modo. Bendito seas mi Jesús, mi Señor, mi Salvador. Amén

¡Buenos días!

“Hará el tiempo que yo quiero”
Un signo de madurez es aceptar la realidad y poseer suficiente solidez y equilibrio para vivirla. La persona madura es objetiva: sabe valorarse a sí mismo sin dejar de valorar a los demás. Es capaz de tomar una decisión y sostenerla. Madurez es el arte de vivir en paz con lo que no se puede cambiar. Hay gente sencilla que tiene esto bien claro, y lo vive en cada circunstancia.

Un individuo iba paseando por el campo y se encontró con un pastor. Por empezar una conversación con él, lo saludó y le preguntó: —¿Qué tiempo crees que tendremos hoy, buen hombre? Y el pastor le contestó: —El tiempo que yo quiero. El otro, lógicamente, se quedó extrañado de la respuesta y le dijo: —¿Y cómo estás tan seguro que hará el tiempo que tú quieres? Entonces el pastor le explicó su teoría: —Mira, cuando me di cuenta que no siempre puedo tener lo que quiero, aprendí una cosa que siempre me ha sido muy útil: querer siempre lo que tengo. Por esto estoy tan seguro que hará el tiempo que yo quiera.

“Una de las actitudes más necesarias en la vida es la capacidad de aceptación que nace del realismo. Gracias a ella dejamos de estrellarnos contra los hechos y buscamos lo mejor con lo que somos y lo que tenemos” (G. González). Recuérdalo cuando te sucedan esas cosas desagradables que no tienen solución. Que el Señor te proteja y bendiga.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Yo os digo: Por todo el que se declare por mí ante los hombres, también el Hijo del hombre se declarará por él ante los ángeles de Dios. Pero el que me niegue delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios. A todo el que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.
»Cuando os lleven a las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de cómo o con qué os defenderéis, o qué diréis, porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel mismo momento lo que conviene decir». (Lc 12,8-12)

Comentario:
Hoy, el Señor despierta nuestra fe y esperanza en El. Jesús nos anticipa que tendremos que comparecer ante el ejército celestial para ser examinados. Y aquel que se haya pronunciado a favor de Jesús adhiriéndose a su misión «también el Hijo del hombre se declarará por él» (Lc 12,8). Dicha confesión pública se realiza en palabras, en actos y durante toda la vida.
Esta interpelación a la confesión es todavía más necesaria y urgente en nuestros tiempos, en los que hay gente que no quiere escuchar la voz de Dios ni seguir su camino de vida. Sin embargo, la confesión de nuestra fe tendrá un fuerte seguimiento. Por tanto, no seamos confesores ni por miedo de un castigo —que será más severo para los apóstatas— ni por la abundante recompensa reservada a los fieles. Nuestro testimonio es necesario y urgente para la vida del mundo, y Dios mismo nos lo pide, tal como dijo san Juan Crisóstomo: «Dios no se contenta con la fe interior; Él pide la confesión exterior y pública, y nos mueve así a una confianza y a un amor más grandes».
Nuestra confesión es sostenida por la fuerza y la garantía de su Espíritu que está activo dentro de nosotros y que nos defiende. El reconocimiento de Jesucristo ante sus ángeles es de vital importancia ya que este hecho nos permitirá verle cara a cara, vivir con Él y ser inundados de su luz. A la vez, lo contrario no será otra cosa que sufrir y perder la vida, quedar privado de la luz y desposeído de todos los bienes. Pidamos, pues, la gracia de evitar toda negación ni que sea por miedo al suplicio o por ignorancia; por las herejías, por la fe estéril y por la falta de responsabilidad; o porque queramos evitar el martirio. Seamos fuertes; ¡el Espíritu Santo está con nosotros! Y «con el Espíritu Santo está siempre María (…) y Ella ha hecho posible la explosión misionera producida en Pentecostés» (Papa Francisco).
Fr. Alexis MANIRAGABA (Ruhengeri, Ruanda)

Santoral Católico:
Santa Laura Montoya
Virgen y Fundadora
Nació en Jericó (Antioquia, Colombia) el año 1874. Su padre fue asesinado por defender la religión y la patria, y su familia quedó en la pobreza. De labios de su madre aprendió a perdonar y a fortalecer su carácter con cristianos sentimientos. A los de 16 años empezó la carrera de magisterio y llegó a ser una erudita en su tiempo, formadora de cristianas generaciones. En 1914 fundó una familia religiosa, las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, para servir a los indígenas de las selvas. En 1924 salió de Medellín hacia Dabeiba (Antioquía) el primer grupo de «Misioneras catequistas de los indios», integrado por ella misma y cinco compañeras, para abrirse paso en la tupida selva. La madre Laura fue probada y purificada por la incomprensión, incluso de prelados, que no entendieron aquel estilo de misionar, que rompía esquemas para lanzar a la mujer como misionera en la vanguardia de la evangelización. Su obra se extendió rápidamente. Murió en Belencito-Medellín el año 1949 y fue canonizada en 2013.
© Directorio Franciscano - Aciprensa    

Santoral Católico:
San Hilarión de Gaza
Eremita
Nació de padres paganos hacia el año 291 en Tabata, pequeña ciudad de Palestina, cercana a Gaza. Lo enviaron a estudiar a Alejandría de Egipto, y pronto se distinguió por su ingenio vivo y su integridad moral. Allí se convirtió al cristianismo y, entusiasmado por el ejemplo de los monjes, los visitó en la Tebaida y estuvo viviendo algún tiempo con san Antonio Abad. El año 307 volvió a su casa paterna y recibió la herencia que le habían dejado sus padres, ya difuntos. Dio parte de sus bienes a sus hermanos y parte a los pobres, y se retiró a vivir como ermitaño, dedicado a la oración, el estudio de la Sagrada Escritura y el trabajo manual, junto a Majuma en Palestina. En el 329 fundó el primer monasterio para los muchos discípulos que se le habían unido. Se difundió su fama de santidad y de milagros y, para librarse del acoso de los devotos, emprendió una peregrinación por Egipto, Sicilia, Dalmacia y Chipre, donde vivió tranquilo sus últimos cinco años. Murió en Pafos el año 371.
© Directorio Franciscano - Aciprensa    

Palabras del Santo Padre Pío 
"Tu estudio y vigilancia estén orientadas
a la rectitud de intención que debes tener
al actuar y al combatir siempre,
con valor y generosidad,
las artes malignas del espíritu maligno"

Tema del día:
El Rosario da color a nuestras vidas
San Juan Pablo II, en su Carta apostólica del 16 de Octubre del año 2002, dijo sobre el Santo Rosario:

“Esta oración ha tenido un puesto importante en mi vida espiritual desde mis años jóvenes. El Rosario me ha acompañado en los momentos de alegría y en los de tribulación. A él he confiado tantas preocupaciones y en él siempre he encontrado Consuelo.”

El Papa, el día de su 24 aniversario como Sumo Pontífice, 16 de Octubre, 2002, nos presenta su maravillosa carta apostólica sobre el Rosario en la que agrega 5 misterios, llamados “luminosos”. Es la primera reforma al Rosario desde que Santo Domingo lo introdujo. Hace hincapié sobre la actualidad e importancia de rezar el Rosario.

Los nuevos misterios luminosos de la vida pública de Jesucristo:

1- Su bautismo en el Jordán, (cf. Mt 3, 17 par)
2- Su auto-revelación en las bodas de Caná, (cf. Jn 2, 1-12)
3- Su Anuncio del Reino de Dios, invitando a la conversión, (cf. Lc9,35)
4- Su Transfiguración, (cf. Mc 1, 15)
5- Institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual. (cf. Mc 2. 3-13; Lc 47-48)

Todo el misterio de Cristo es luz. Él es «la luz del mundo» (Jn 8, 12). El Papa nos ofrece la meditación de la vida de Jesucristo para que con El brillemos en este mundo tan necesitado de Su luz.

Según los misterios que meditamos, el Rosario da a nuestros días un cierto “color” espiritual de alegría, de esperanza, de tristeza, de agradecimiento, etc. Hay que dejarse mecer por la contemplación de los diferentes momentos de la vida de María ligada a la vida de Jesús. Ese método de oración basado en la repetición sirve a favorecer su asimilación. Los enamorados no se cansan de repetirse las palabras de amor, que parecen siempre nuevas según los sentimientos que las inspiran.

La meditación del Rosario contiene unas características propias que responden a las exigencias específicas de la vida cristiana. Aún si el Rosario debe ser en sí una contemplación, no debemos olvidar su meta verdadera que es de introducirnos de manera natural en la vida de Cristo, y de hacernos “respirar” sus sentimientos, como lo ha hecho María.
© Oleada Joven

Humor de sábados
Sabes que estás muy viejito cuando:
Todo te duele, y lo que no te duele no te funciona.
Cada mañana amaneces como si hubieras estado tres días de parranda, y la noche anterior no saliste de tu casa.
Te quedas sin aire cuando estás jugando ajedrez.
A tus hijos la gente ya les dice "Señor".
Conoces todas las respuestas, pero nadie te hace las preguntas.
Te alegras de pasar los sábados por la noche en tu casa
Apagas las luces de tu casa por razones de economía y no razones románticas.
Te sientas en una mecedora y no puedes hacer que se mesa.
No puedes soportar a la gente intolerante.
Tus desveladas hasta al amanecer terminan a las 9:00 pm.
El lugar que más visitas es el consultorio del doctor.
La viejita a la que le ayudas a cruzar la calle es tu esposa.
Haces ejercicio entrenando a tus amigos que hacen ejercicio.
Tienes mucho espacio libre en la casa, pero el gabinete de las medicinas está lleno.
Le das una mordida a un filete, y tus dientes se quedan en el filete.

"Pequeñas Semillitas" por e-mail
Si lo deseas puedes recibir todos los días "Pequeñas Semillitas" por correo, más el agregado de un powerpoint. Las suscripciones se mantienen abiertas y son totalmente gratis y solo tienes que solicitarlas dirigiéndote por mail a feluzul@gmail.com con el título “Suscripción a Pequeñas Semillitas”
Si ya estás suscripto y quieres cancelar tu suscripción debes escribir a la misma dirección con el título: “Baja”.
También te invito a que compartas las "Pequeñas Semillitas" que recibes por correo electrónico reenviándolas a tus contactos, y de ese modo tú también estarás sembrando en el mundo la alegría del Evangelio.

Meditaciones
En este año del centenario de Nuestra Señora de Fátima revisemos el mensaje de la Virgen el 13 de julio de 1917 a los tres pastorcitos. Este mensaje pone el infierno en el centro de la consciencia católica. En efecto, ese día María les revela un terrible signo “Vimos como un mar de fuego”, “y, sumergidos en ese fuego, a los demonios y las almas con forma humana”, cuenta Lucía.
Los mensajes de Jesús (Marcos 1,15), de Juan Bautista (Mateo 3,1-2) y de Pedro (Hechos 2,38) son idénticos: “¡Conviértanse!”. Y los Papas desde Pío XII hasta Francisco han dicho que “el pecado del siglo es la pérdida de la conciencia del pecado”.
En el rechazo a convertirse y arrepentirse, en la convicción de que el pecado en realidad no existe, residen la causa de los principales desastres morales de nuestro tiempo, el aborto, la trata de personas, la pornografía y el aumento de la violencia urbana… La visión del infierno que Nuestra Señora presentó a los niños en Fátima ofrece un contrapeso indispensable al pensamiento presuntuoso según el cual “todos entraremos al Paraíso” sin importar lo que hayamos hecho. Dios quiere perdonarnos a todos; pero hay una cosa que lo puede detener: nuestro rechazo a arrepentirnos, es decir, el rechazo de su misericordia. 

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los refugiados del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por las víctimas de catástrofes naturales; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración para nuestra lectora Idania, de Cuba, para que el Señor la proteja y la sostenga en sus preocupaciones de estos días.

Pedimos oración para Fabiola C., de Costa Rica, que ha sufrido un accidente automovilístico que la tiene en coma desde el lunes pasado, rogando a Dios que le conceda la gracia de recuperarse y que no le queden secuelas.

Pedimos oración por la salud de toda la Familia Tagle, de México.

Continuamos unidos en oración por medio del rezo del Santo Rosario poniendo en Manos de Nuestra Madre Bendita todas nuestras preocupaciones, alegrías y necesidades, poniendo al mundo entero en Manos de nuestra Madre y pidiéndole a Ella paz para el mundo, al rezar por la paz; rezamos por todo, por la paz en el mundo, en los corazones, porque la violencia sea desterrada, por la paz para los niños que están en peligro de ser abortados.  Paz para los jóvenes que no encuentran el camino, paz para los deprimidos. Paz para los que no han tenido la dicha de conocer al Amor. En fin rezamos por la paz, y sigamos haciéndolo.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Los cinco minutos de María
Octubre 21
El Espíritu Santo reveló proféticamente a la Virgen María que ella sería alabada por todas las generaciones a través de los siglos, pero ella no se atribuyó a sí misma el mérito de ese coro de alabanzas, sino que glorificó al Señor, es decir, dio a Dios la alabanza y la gloria que los hombres le habrían de tributar a ella con el correr del tiempo.
Tú también puedes sumarte a ese coro de alabanzas y cantar su gloria con entusiasmo y devoción.
Nuestra Señora del Magníficat, nos unimos a tus sentimientos y recitamos contigo: “Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque él miró con bondad la pequeñez de su servidora” (Lc 1, 46-48).
* P. Alfonso Milagro
FELIPE
-Jardinero de Dios-
(el más pequeñito de todos)

viernes, 20 de octubre de 2017

Pequeñas Semillitas 3483

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 12 - Número 3483 ~ Viernes 20 de Octubre de 2017
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina) 
Alabado sea Jesucristo…
Si hubiera una receta para ser feliz, seguramente debería incluir sugerencias tales como:
Libera tu mente de preocupaciones. Vive sencillamente. Aleja el odio de tu corazón. Aprende a amar y a ser feliz con lo que tienes. Despójate de todo atisbo de egoísmo. Da más. Espera menos.
La vida es como una cuenta de banco: tú retiras de ella lo que has depositado. Así que mi consejo sería que deposites una gran cantidad de amor en la cuenta de tu memoria.
De igual manera podríamos decir que en la vida cosecharás de acuerdo a lo que siembras. De allí la necesidad de elegir las mejores semillas para nuestra siembra cotidiana: amor, entrega, caridad.
Y es así que recibirás en la misma medida, porque es totalmente cierta la frase que dice que “dando se recibe”…
Vive cada día en función de estas simples normas. No hace falta nada más para tener siempre lleno el cántaro de nuestro corazón.

¡Buenos días!

La oración confiada
La experiencia y la Palabra de Dios nos aseguran que vivimos en medio de influencias tanto negativas como positivas. Existe el instigador al mal, existen los que se dejan poseer por el odio y la perversidad. Y estas malas ondas vibran a nuestro alrededor y nos quieren envolver en sus redes. Pero hay una fuerza poderosa que te protege: la oración humilde y confiada a Dios.

¡Señor! ¡Colma de esperanza mi corazón y de dulzura mis labios! Pon en mis ojos la luz que acaricia y purifica, en mis manos el gesto que perdona. Dame valor para la lucha, compasión para las injurias, misericordia para la ingratitud y la injusticia. Líbrame de la envidia y de la ambición mezquina, del odio y de la venganza. Y que, al volver hoy nuevamente al calor de mi hogar, pueda, en lo más íntimo de mi ser, sentirte a ti presente. Amén.

Orar por cualquier necesidad —grande o pequeña, espiritual o material— te ofrece la ocasión de verificar la proximidad de Dios. Él quiere librarte de tus angustias y afanes y se pone a tu alcance para acudir en tu auxilio. De este modo entrarás en una relación afectuosa, verdadera y concreta con Dios.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, habiéndose reunido miles y miles de personas, hasta pisarse unos a otros, Jesús se puso a decir primeramente a sus discípulos: «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse. Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados. Os digo a vosotros, amigos míos: no temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más. Os mostraré a quién debéis temer: temed a aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna; sí, os repito: temed a ése. ¿No se venden cinco pajarillos por dos ases? Pues bien, ni uno de ellos está olvidado ante Dios. Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis; valéis más que muchos pajarillos». (Lc 12,1-7)

Comentario:
Hoy contemplamos a Nuestro Señor Jesucristo dirigiéndose a las gentes después de haberse confrontado con las autoridades religiosas judías, es decir, los fariseos y los escribas. El Evangelio nos cuenta que el gentío era tan grande que se pisaban unos a otros. Ahí queda claro que estaban hambrientos de la Palabra de Jesús, el cual hablaba con tan extraordinaria autoridad a sus líderes religiosos.
Pero san Lucas nos informa que antes de nada, Jesús empezó hablando a sus discípulos diciendo: «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía» (Lc 12,1). Nuestro Señor desea conducirnos a la práctica de la sinceridad y transparencia, superando la hipocresía con que se manejaban los fariseos y escribas. Puesto que ellos mostraban una actitud externa no conforme con su camino interior de vida: ellos pretendían ser lo que no eran.
Es contra esto sobre lo que Jesucristo nos quiere prevenir en el Evangelio de hoy cuando dice: «Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse» (Lc 12,2). Sí, todo va a ser revelado. Por este motivo nosotros debemos luchar por ajustar nuestra vida según lo que profesamos y proclamamos. Obviamente, esto no es fácil. Pero no debemos temer, pues nuestro Dios está atento. Tal como dijo san Juan Pablo II, «el amor de Dios no impone cargas que nosotros no podamos llevar (…). Porque para todo lo que Él nos pida, Él nos proveerá de la ayuda necesaria». Nada ocurre sin que Él lo conozca. ¡Incluso nuestros cabellos están contados! Sí, nosotros tenemos un precio ante Dios. No tengamos miedo, pues su amor no tiene límites.
Señor, concédenos la sabiduría para llevar bien nuestra vida hacia las exigencias de nuestra fe, incluso en medio de las dificultades de este mundo. Amén.
Fr. Salomon BADATANA (Wau, Sudán del Sur)

Santoral Católico:
San Pedro de Alcántara
Penitente
Nació en Alcántara, provincia de Cáceres en España, el año 1499. Después de estudiar en Salamanca filosofía y derecho, ingresó en la Orden franciscana y se ordenó de sacerdote. Ocupó en la Orden diversos cargos. Austero consigo mismo, extremaba su dulzura con los demás. Llevado por el celo de las almas, se dedicó a la predicación con gran fruto. En 1554 obtuvo de la Santa Sede permiso para iniciar una observancia más fiel a la Regla de San Francisco. Se le agregaron otros hermanos, a quienes formó en la vida de penitencia y austeridad, en intensa oración y en la guarda estricta de la pobreza, y así se formó la Reforma Alcantarina, que tantos frutos de santidad daría a la Iglesia. Además, con sus consejos prestó ayuda a santa Teresa de Jesús para la reforma del Carmelo. Escribió obras en que expuso su propia experiencia ascética y contemplativa, fundada sobre todo en la devoción a la pasión de Cristo. Murió en Arenas de San Pedro (Ávila) el 18 de octubre de 1562. [Dependiendo de las fuentes consultadas su memoria litúrgica figura tanto el día 19 como el 20 de octubre)
Oración: Señor y Dios nuestro, que hiciste resplandecer a san Pedro de Alcántara por su admirable penitencia y su altísima contemplación, concédenos, por sus méritos, que, caminando en austeridad de vida, alcancemos más fácilmente los bienes del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
©  Aciprensa    

Pensamiento del día

“No necesito amigos que cambien cuando yo cambio
y asientan cuando yo asiento.
Mi sombra lo hace mucho mejor”
-Plutarco-

Historias:
Patrono y portero de los Jesuitas
Durante los próximos días se celebra el IV centenario de la defunción de San Alonso Rodríguez. Nacido en Segovia en 1532, es el patrono de los hermanos la Compañía de Jesús, aquellos que teniendo vocación a la vida religiosa en la Compañía de Jesús, no se sienten llamados al sacerdocio ministerial. A pesar de ello, también asumen la misión de la Compañía con diferentes tareas.

San Alonso Rodríguez SJ tenía precisamente la condición de hermano. Se caracterizó por su vocación de servicio y humildad, hasta incluso después de ser canonizado se trata de un santo destacado por su sencillez. ¿Quién era San Alonso? ¿Qué le hizo Santo? Descubrimos 10 detalles sobre su figura y legado:

1 Se le conoce como el Santo portero: “Ya voy, Señor” es la frase que repetía cada vez que sonaba la campana de la portería del colegio Montesión de Palma de Mallorca, donde vivió más de cuarenta años.

2 Vocación de servicio: Esta expresión por la que se le recuerda muestra su carácter sencillo, humilde y su voluntad de apertura a Dios.

3  Se unió a la Compañía de Jesús a los 39 años: era un comerciante que se arruinó y decidió renovar su vida, tras perder a su esposa e hijos. Era el segundo de once hermanos.

4 Conoció al Beato Pedro Fabro, discípulo de San Ignacio de Loyola: el padre de San Alonso era un comerciante acaudalado y su familia acogió al santo a su llegada a Segovia.

5 Ilustre consejero espiritual: su sensibilidad, que le hacía ejercer su tarea de portero con gran gozo, hizo que muchas personas le buscaran como guía espiritual. San Pedro Claver, apóstol de los esclavos negros, era uno de ellos.

6 Poseía dos dones, el de la visión y el de la curación: San Alonso supo por revelación que San Pedro Claver estaba destinado a la evangelización en Sudamérica, donde Claver bautizó posteriormente a más de 300.000 esclavos.  El Santo curó además a un superior de la comunidad que sufría un reumatismo muy doloroso; tras rezar San Alonso toda la noche, el padre superior despertó curado.

7 Obediencia absoluta: su vocación era tal que, ya mayor y enfermo aceptó la orden del padre superior de la comunidad de Montesión para ir de Misionero a Sudamérica. Se trató sólo de una prueba de lealtad, de modo que el Santo no llegó a realizar el viaje.

8 Es autor de un tratado espiritual: integrado por tres volúmenes. En él se muestra como un místico que, desde la portería, ilumina la misión universal de la Compañía de Jesús.

9 Fue canonizado en 1888 por el papa León XIII: Aunque murió en 1617, la expulsión de España de la orden jesuita retrasó su beatificación y canonización.

10 Una casa jesuita en Bogotá lleva su nombre: En su honor, esta comunidad colombiana se denomina Comunidad San Alonso Rodríguez.

El próximo 31 de octubre, las comunidades jesuitas de todo el mundo homenajearán y recordarán la figura San Alonso Rodríguez SJ con múltiples actividades, eventos y celebraciones.
© Miriam Díez Bosch - Aleteia

Meditaciones
Hoy es un buen día para preguntarnos cómo anda nuestra devoción a María, si es constante y fuerte, o por el contrario es débil e inconstante. Porque es bueno que recordemos que la devoción a la Santísima Virgen no es una devoción más, sino que después del amor a Dios, debe ir enseguida el amor a la Virgen, pues Ella es la que más nos ama después de Dios, y merece nuestro amor y devoción.
Es que siendo devotos de María ya tenemos el Paraíso asegurado, porque no hay ni hubo jamás alguno que haya sido realmente devoto de María, que se haya condenado.
Siendo las cosas así, es importante que tengamos en cuenta en nuestro diario vivir el pensar frecuentemente en nuestra Madre del cielo, puesto que Ella nos prodiga toda clase de bienes, ya que todas las gracias nos vienen, sí, del Señor, pero pasan a través de las manos de María.
Una linda oración para decirle a Dios es la siguiente: “Señor, dame todas las gracias y dones que María pide para mí”. Porque nuestra Madre celestial pide mucho para nosotros, y de esa manera seremos colmados por encima de lo que deseamos.
Sitio Santísima Virgen

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los refugiados del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por las víctimas de catástrofes naturales; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Los cinco minutos de María
Octubre 20
Fíjate en la vida de la Virgen María; ella nunca se quejó de que su divino Hijo hubiera tenido que nacer en una cueva y ser acostado en un pesebre, ni de que ella tuviera que vivir como una de las más pobres mujeres de Israel. No se quejó por ver a su Hijo Jesús perseguido por las autoridades y aun condenado a muerte y crucificado para salvar a los hombres.
María aceptó plenamente el plan de Dios, aunque para ella fuera dolorosísimo y humillante. Aceptemos nosotros en todo la voluntad de Dios.
Madre y Señora nuestra, enséñanos a rezar de corazón: “hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”.
* P. Alfonso Milagro
FELIPE
-Jardinero de Dios-
(el más pequeñito de todos)

jueves, 19 de octubre de 2017

Pequeñas Semillitas 3482

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 12 - Número 3482 ~ Jueves 19 de Octubre de 2017
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Amado Padre bueno, que bien se siente, al iniciar un nuevo día, compartir contigo y ver todo lo bueno que tienes preparado para mí, porque sé que me amas y me quieres feliz. Te entrego mi corazón. Muévelo de tal forma que solo busque tomar acciones que bendigan a los míos y a los que Tú pondrás en mi camino hoy para bendecirlos. Continúa manifestando tu amor y tu bondad en este servidor. Hoy quiero ser testigo de tus milagros, y uno de los milagros que más quiero palpar es el milagro del perdón. Ayúdame a perdonar y liberarme de todo aquello que me mantiene en los terrenos grises de la amargura. Quiero dar lo mejor de mí y ser coherente con la vida que profeso. Creo en tu amor que sana y libera y creo que siempre das nuevas oportunidades para corregir y restaurar lazos en donde una vez brilló el rostro de tu amor. Quiero dedicarme a ser mejor cada día, por eso, hazme consciente de las habilidades y destrezas que Tú, en tu infinita bondad, has puesto en mi espíritu. Te ruego que tu bendición y tu amor no me falten en este día. Gracias por hacerme feliz y por las grandes oportunidades que hoy me darás para crecer y dar lo mejor de mí. Amén.

¡Buenos días!

Un proyecto eterno de Dios
La persona menos dotada de cualidades y dones es una “superdotada” por el solo hecho de pertenecer a la humanidad. En efecto, nos ha sido dada la vida con sus fuerzas físicas y espirituales, con sus amplias posibilidades de relación y actuación. Y nos fue dada la fe y la esperanza y un gran capital de amor y gracia. Tú eres un proyecto eterno del amor de Dios.

Señor, quiero recordar que cada ser humano es obra de tus manos de Padre. A cada uno le diste la vida con inmensa ternura. Ilumina mi mirada para que reconozca que nadie ha nacido por casualidad. Cualquier persona es un proyecto eterno de tu amor. Por eso traigo ante ti a los seres humanos que encontraré hoy y mañana. Quiero contemplar a tu Hijo que se hizo hombre para rescatarlos, que derramó su preciosa sangre para salvarlos y por ellos sufrió el abandono de la cruz. Dame tu luz, Padre, para que pueda reconocer las cosas buenas que pusiste en ellos, todas las posibilidades bellas que hay en el interior de esas personas. En todo ser humano brilla algo de tu luz divina. Dame tu gracia para descubrirlo. Amén (V. M. Fernández).

Hay una realidad indiscutible, normal y prevista por Dios con un designio de amor: los talentos han sido distribuidos en forma desigual. ¿No te parece que es con el fin de hacernos crecer en el amor y el servicio complementándonos, ayudándonos, integrándonos a la familia humana? Que pases un día de buenas relaciones con todos.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, el Señor dijo: «¡Ay de vosotros, porque edificáis los sepulcros de los profetas que vuestros padres mataron! Por tanto, sois testigos y estáis de acuerdo con las obras de vuestros padres; porque ellos los mataron y vosotros edificáis sus sepulcros. Por eso dijo la Sabiduría de Dios: ‘Les enviaré profetas y apóstoles, y a algunos los matarán y perseguirán’, para que se pidan cuentas a esta generación de la sangre de todos los profetas derramada desde la creación del mundo, desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, el que pereció entre el altar y el Santuario. Sí, os aseguro que se pedirán cuentas a esta generación. ¡Ay de vosotros, los legistas, que os habéis llevado la llave de la ciencia! No entrasteis vosotros, y a los que están entrando se lo habéis impedido».
Y cuando salió de allí, comenzaron los escribas y fariseos a acosarle implacablemente y hacerle hablar de muchas cosas, buscando, con insidias, cazar alguna palabra de su boca. (Lc 11,47-54)

Comentario:
Hoy, se nos plantea el sentido, aceptación y trato dado a los profetas: «Les enviaré profetas y apóstoles, y a algunos los matarán y perseguirán» (Lc 11,49). Son personas de cualquier condición social o religiosa, que han recibido el mensaje divino y se han impregnado de él; impulsados por el Espíritu, lo expresan con signos o palabras comprensibles para su tiempo. Es un mensaje transmitido mediante discursos, nunca halagadores, o acciones, casi siempre difíciles de aceptar. Una característica de la profecía es su incomodidad. El don resulta molesto para quien lo recibe, pues le escuece internamente, y es incómodo para su entorno, que hoy, gracias a Internet o los satélites, puede extenderse a todo el mundo.
Los contemporáneos del profeta pretenden condenarlo al silencio, lo calumnian, lo desacreditan, así hasta que muere. Llega entonces el momento de erigirle el sepulcro y de organizarle homenajes, cuando ya no molesta. No faltan actualmente profetas que gozan de fama universal. La Madre Teresa, Juan XXIII, Monseñor Romero... ¿Nos acordamos de lo que reclamaban y nos exigían?, ¿ponemos en práctica lo que nos hicieron ver? A nuestra generación se le pedirá cuentas de la capa de ozono que ha destruido, de la desertización que nuestro despilfarro de agua ha causado, pero también del ostracismo al que hemos reducido a nuestros profetas.
Todavía hay personas que se reservan para ellas el “derecho de saber en exclusiva”, que lo comparten —en el mejor de los casos— con los suyos, con aquellos que les permiten continuar aupados en sus éxitos y su fama. Personas que cierran el paso a los que intentan entrar en los ámbitos del conocimiento, no sea que tal vez sepan tanto como ellos y los adelanten: «¡Ay de vosotros, los legistas, que os habéis llevado la llave de la ciencia! No entrasteis vosotros, y a los que están entrando se lo habéis impedido» (Lc 11,52).
Ahora, como en tiempos de Jesús, muchos analizan frases y estudian textos para desacreditar a los que incomodan con sus palabras: ¿es éste nuestro proceder? «No hay cosa más peligrosa que juzgar las cosas de Dios con los discursos humanos» (San Juan Crisóstomo).
Rev. D. Pedro-José YNARAJA i Díaz (El Montanyà, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Pablo de la Cruz
Fundador de los Pasionistas
[Murió el 18 de octubre y su memoria se celebra el 19 del mismo mes]. Nació en Ovada (Liguria, Italia) el año 1694. De joven fue soldado y ayudó a su padre en su profesión de mercader. Movido por el deseo de perfección, renunció a todo y comenzó a servir a pobres y enfermos, a la vez que se mortificaba con duras penitencias. En 1720 el obispo de Alessandria lo revistió de la túnica negra de los ermitaños, y se retiró a Castellazzo. Ordenado de sacerdote en Roma el año 1727, trabajó con intensidad creciente por la salvación de las almas, fundando casas de su congregación, en la que se conciliaba la vida eremítica con la predicación apostólica. Fue misionero popular, director de almas, propagador de la devoción a la Pasión del Señor. En una sociedad escéptica como la suya, volvió a poner en primer plano el misterio de la Cruz. En 1771 se abrió la primera casa de las religiosas pasionistas. Murió en Roma el 18 de octubre de 1775.
Oración: Concédenos, Señor, que san Pablo de la Cruz, cuyo único amor fue Cristo crucificado, nos alcance tu gracia, para que, estimulados por su ejemplo, nos abracemos con fortaleza a la cruz de cada día. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
© Directorio Franciscano - Aciprensa    

Palabras del Papa Francisco
“La muerte desnuda nuestra vida. Nos hace descubrir que nuestros actos de orgullo, de ira, de odio, eran vanidad. Nos arrepentimos de no haber amado lo suficiente y de no haber buscado lo esencial. Y, al mismo tiempo, vemos aquello realmente bueno que hemos sembrado […] Con su comportamiento nos autoriza a sentirnos doloridos cuando una persona se va. Jesús se sintió profundamente afectado ante la tumba de su amigo Lázaro, y se echó a llorar. Con esa actitud, sentimos a Jesús mucho más cercano, lo sentimos como a nuestro hermano […] Toda nuestra existencia se juega aquí entre la fe y el precipicio del miedo. Todos somos pequeños e indefensos delante del misterio de la muerte [Sin embargo] gracias a ella podemos custodiar en ese momento en el corazón la llama de la fe”.

Temas Médicos:
El reloj biológico
El Premio Nobel de Medicina fue atribuido este AÑO a tres estadounidenses, Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young, por sus trabajos sobre el reloj biológico del cuerpo.

Estos tres investigadores fueron recompensados por "sus descubrimientos de los mecanismos moleculares que regulan el ritmo circadiano", que sigue un ciclo de 24 horas y permite a los seres vivos adaptarse a los diferentes momentos del día y de la noche, anunció la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo.

El ritmo circadiano permite regular la necesidad de sueño y de alimento y adaptar la presión arterial y la temperatura corporal.

Los humanos tenemos características que nos permiten reaccionar a los estímulos que nos dan el día o la noche. Es básico: en la oscuridad, el cuerpo se alista para descansar como respuesta a una serie de hormonas y sustancias que estimulan algunos órganos; y con el sol, la actividad física y la capacidad para pensar se activan de manera diferente, hacia un estilo más productivo.

Esa característica era conocida desde hace mucho tiempo y, hay que decirlo, no es exclusiva del hombre, sino que la comparten los seres vivos. Sin embargo, no se conocía exactamente la forma como el organismo lograba coordinarse en función de la hora del día, hasta que los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young lograron identificar las bases genéticas y encontrar las funciones moleculares que controlan el ritmo biológico diario normal, en un hecho histórico que les valió el premio Nobel de Medicina.

Estos mecanismos son capaces de inducir la producción de hormonas y otras sustancias que le ordenan desde el interior al organismo cuándo debe descansar, cuándo debe dedicarse a la actividad y cuándo, de manera inconsciente, deben realizarse funciones como la producción de ideas y la misma digestión.

Un ejemplo es el cortisol, el cual se acumula en las células durante la noche y luego se degrada durante el día, o la melatonina, que se incrementa con la luz del día; y marcan, en conjunto con otras, el ritmo diario del organismo o ciclos circadianos.

Los investigadores, además de identificar el actuar de parte de estas sustancias en las moscas de las frutas en la década de los 80, establecieron más adelante los componentes proteicos adicionales de esta maquinaria y concluyeron que estos relojes biológicos funcionan bajo los mismos principios en células de otros organismos multicelulares.

“El reloj regula funciones críticas, tales como el comportamiento, los niveles hormonales, el sueño, la temperatura corporal y el metabolismo. Por eso, cuando hay un desajuste temporal entre nuestro entorno externo y este reloj biológico interno, nuestro bienestar se ve afectado. Es el caso cuando viajamos a través de varias zonas horarias y experimentamos el jet lag”, explicó la organización del Nobel.

El hallazgo de los estadounidenses cobra importancia además porque la “desalineación crónica del reloj biológico” se asocia con un mayor riesgo de enfermedades como el cáncer, neurodegenerativas y trastornos metabólicos como la diabetes tipo 2, disfunciones del sueño, depresión, trastorno bipolar, la función cognitiva y la formación de recuerdos.

Dicho reloj no es una pieza única, sino que se sincroniza para que varios órganos y sistemas interactúen de manera rigurosa frente la alternancia del día y la noche, a partir de una respuesta genética.
Redacción Salud de EL TIEMPO

Meditaciones
Durante su visita pastoral a Colombia, celebrada del 6 al 11 de septiembre de 2017, el Papa Francisco consagró el país a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá
Para la ocasión, la imagen de la Virgen fue transportada en helicóptero desde el santuario de Chiquinquirá en el departamento de Boyacá (un área de los Andes ubicada a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar), a Bogotá. Tras su llegada a la capital, la imagen de la Virgen salió en procesión hacia la catedral para permanecer ahí hasta el 7 de septiembre. La guardia presidencial aseguró la seguridad de la imagen.
La imagen de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá fue pintada entre 1560 y 1562. En su marco están el emblema nacional y los de las diócesis colombianas de los padres dominicos. Realizada a solicitud de los dominicos españoles, para alentar la fe de los indios y colonos, la imagen se deterioró con el tiempo. Luego, unos años más tarde, reapareció como "renovada". Este es el milagro de la "imagen redescubierta": así llamamos al primer milagro ligado a Nuestra Señora de Chiquinquirá. (Zenit)

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los refugiados del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por las víctimas de catástrofes naturales; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración para a Martin S., bebe recién nacido, de Argentina. Lo encomendamos a Jesús para que lo sostenga en Sus Santas Manos y le ayude a superar los problemas de salud que hoy lo aquejan.

Continuamos unidos en oración por medio del rezo del Santo Rosario poniendo en Manos de Nuestra Madre Bendita todas nuestras preocupaciones, alegrías y necesidades, poniendo al mundo entero en Manos de nuestra Madre y pidiéndole a Ella paz para el mundo, al rezar por la paz; rezamos por todo, por la paz en el mundo, en los corazones, porque la violencia sea desterrada, por la paz para los niños que están en peligro de ser abortados.  Paz para los jóvenes que no encuentran el camino, paz para los deprimidos. Paz para los que no han tenido la dicha de conocer al Amor. En fin rezamos por la paz, y sigamos haciéndolo.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Los cinco minutos de María
Octubre 19
Para no fracasar en nuestro apostolado, sigamos el ejemplo que nos dieron los Apóstoles: cuando Jesús subió a los cielos, se reunieron todos alrededor de la Madre de Jesús y de ella recibieron las últimas recomendaciones ante de dispersarse por el mundo; ella iluminó sus mentes para la tarea de la evangelización.
Razón tiene, pues, la Iglesia al invocar a María como la Estrella de la evangelización.
Nuestra Señora de la fe, recuérdanos con insistencia que la fe no es tanto una aceptación fría de la inteligencia, cuanto un abrazar cálidamente a Cristo y a su mensaje.
* P. Alfonso Milagro
 
FELIPE
-Jardinero de Dios-
(el más pequeñito de todos)