viernes, 24 de octubre de 2014

Pequeñas Semillitas 2501

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2501 ~ Viernes 24 de Octubre de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Del mismo modo que el maestro se prepara con un programa para el año escolar que desarrollará día tras día y mes tras mes hasta completarlo, también el ejercitante en un curso de Ejercicios se prepara al trabajo espiritual interior y exterior de un año, acoplado al programa de vida o como parte del mismo: la salvación en Cristo y en la Iglesia: “Ya no soy yo quien vie, es Cristo quien vive en mí” (Gál 2,20). La perfección cristiana, religiosa, sacerdotal, consiste en establecerse  de lleno en Jesús Maestro camino (voluntad), verdad (mente) y vida (sentimiento); más aún, eso es llegar al cumbre de nuestra personalidad; yo que pienso como Jesucristo, yo que amo en Jesucristo, yo que quiero en Jesucristo; o bien, Cristo que piensa dentro de mí, que ama en mí, que quiere en mí. Beato Santiago Alberione

¡Buenos días!

¡Vuela más alto!
El P. Alfonso Milagro, autor de libros muy vendidos, narra esta constatación: Encontré a un hombre de buenas cualidades que casi las maldecía. Le pregunté por qué y me respondió: “Porque hacen sombra, y eso no me lo perdonan”. Eso es la envidia, un sentimiento de aguda incomodidad al ver a otro que tiene lo que deseamos. 

Enseguida después de la 2a Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo. Poco después de despegar de uno de esos pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de atrás de su asiento y se dio cuenta que había una rata a bordo y que si roía la cobertura de lona, destruiría su frágil avión. Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo y peligroso pasajero. De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas. Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje. Si amenazan destruirte por envidia, calumnia o maledicencia, vuela más alto…

Protégete de la envidia orando así: “Señor, a los que quieren dañarme o desprestigiarme, muéstrales la fealdad de la envidia, y toca sus corazones para que me miren con buenos ojos. Sánalos de todo mal sentimiento, cura sus heridas más profundas, y bendícelos en abundancia, para que sean felices, y ya no necesiten dañarme”. ¡Vuela más alto!
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús decía a la gente: «Cuando veis una nube que se levanta en el occidente, al momento decís: ‘Va a llover’, y así sucede. Y cuando sopla el sur, decís: ‘Viene bochorno’, y así sucede. ¡Hipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo? ¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo? Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al alguacil y el alguacil te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo». (Lc 12,54-59)

Comentario
Hoy, Jesús quiere que levantemos nuestra mirada hacia el cielo. Esta mañana, después de tres días de lluvia persistente, el cielo ha aparecido luminoso y claro en uno de los días más espléndidos de este otoño. Vamos entendiendo en el tema de cambios de tiempo, ya que ahora los meteorólogos son casi como de la familia. En cambio, nos cuesta más entender en qué tiempo estamos o vivimos: «Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo?» (Lc 12,56). Muchos de los que escuchaban a Jesús dejaron perder una ocasión única en la historia de toda la Humanidad. No vieron en Jesús al Hijo de Dios. No captaron el tiempo, la hora de la salvación.
El Concilio Vaticano II, en la Constitución Gaudium et Spes (n. 4), actualiza el Evangelio de hoy: «Pesa sobre la Iglesia el deber permanente de escrutar a fondo los signos de los tiempos e interpretarlos a la luz del Evangelio (…). Es necesario, por tanto, conocer y comprender el mundo en que vivimos y sus esperanzas, sus aspiraciones, su modo de ser, frecuentemente dramático».
Cuando observamos la historia, no nos cuesta mucho señalar las ocasiones perdidas por la Iglesia por no haber descubierto el momento entonces vivido. Pero, Señor: ¿cuántas ocasiones no habremos perdido ahora por no descubrir los signos de los tiempos o, lo que es lo mismo, por no vivir e iluminar la problemática actual con la luz del Evangelio? «¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo?» (Lc 12,57), nos vuelve a recordar hoy Jesús.
No vivimos en un mundo de maldad, aunque también haya bastante. Dios no ha abandonado su mundo. Como recordaba san Juan de la Cruz, habitamos en una tierra en la que anduvo el mismo Dios y que Él llenó de hermosura. La beata Teresa de Calcuta captó los signos de los tiempos, y el tiempo, nuestro tiempo, ha entendido a la beata Teresa de Calcuta. Que ella nos estimule. No dejemos de mirar hacia lo alto sin perder de vista la tierra.
Rev. D. Frederic RÀFOLS i Vidal (Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Antonio María Claret
Obispo y Fundador
San Antonio María Claret, obispo, que, ordenado presbítero, durante varios años se dedicó a predicar al pueblo por las comarcas de Cataluña, en España. Fundó la Sociedad de Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de la Virgen María (claretianos) y, ordenado obispo de Santiago de Cuba, trabajó de modo admirable por bien de las almas. Habiendo regresado a España, tuvo que soportar muchas pruebas por la Iglesia, muriendo desterrado en el monasterio de monjes cistercienses de Fontfroide, cerca de Narbona, en el mediodía de Francia († 1870)
Información amplia haciendo clic acá.
Fuente: Catholic.net    

Las frases de hoy

“Orar es pensar en Dios, amar a Dios
y dirigir a la mayor gloria de Dios
todo lo que digas y hagas;
es pedir a Dios para ti y para los otros”

“No ha habido santo ni persona distinguida en saber y virtud,
ni comunidad observante, ni seminario bien ordenado,
que no haya tenido devoción al Rosario”

“La rosa es la reina de las flores,
y la oración del Rosario es la reina de las oraciones”

“El Santísimo Rosario es un espejo
en que todos debemos mirar y componer nuestras costumbres;
es un gran libro en que todos debemos leer
los admirables ejemplos que nos dan Jesús y María”
-San Antonio María Claret-

Temas Médicos:
Reloj biológico
Los seres humanos, como todos los organismos vivos, no nos escapamos de la tiranía y el control de lo que llamamos tiempo, para lo cual contamos con un reloj biológico interno. Este cronómetro celular decide cuando nos levantamos, cuando comemos, inclusive probablemente decida cuando se nos acaba el tiempo y la vida. Este control suele pasarnos desapercibido hasta que se manifiesta su acción a veces con fenómenos tan sencillos como el cambio con el horario de invierno al de verano en que tenemos que levantarnos una hora más temprano.

Para este control el cuerpo humano cuenta con varios relojes implícitos que nos atan al curso de la naturaleza y a sus tiempos, siendo esenciales en las tareas más complejas del cerebro y del cuerpo. Estos marcapasos difieren tanto entre sí como los relojes de pulso de los relojes de sol. Algunos de esos relojes biológicos internos son precisos e inflexibles, determinados por fenómenos moleculares; otros en cambio, son menos confiables ya que están sujetos al control consciente y son determinados por ciclos planetarios.

De estos últimos un reloj denominado “psicoactivo” o “de intervalos” nos permite deducir periodos de tiempo como que tan lejos debemos correr para alcanzar una pelota. Tiene la característica de ser subjetivo; por ejemplo, si este artículo lo motiva, el tiempo que usted dedique a leerlo pasará rápidamente, pero será muy lento si usted se aburre. El reloj psicoactivo nos permite sentir cuanto tiempo podemos holgazanear en la cama después de que suena el despertador. Este reloj recurre a las facultades cognoscitivas superiores de la corteza cerebral, donde se rige por la percepción, la memoria y el pensamiento consciente. Y se ubica en las neuronas del cuerpo estriado, desde donde manda estímulos al tálamo y de aquí a la corteza de las funciones cognoscitivas superiores como lo es la memoria, y de allí a la toma de decisiones, funciones que son mediadas predominantemente por un compuesto químico llamado “dopamina” como neurotransmisor cerebral.

Esto se ha demostrado en pacientes con enfermedad de Parkinson que se caracterizan por deficiencia de dopamina, en los cuales el tiempo parece correr más lento y sus relojes parecen atrasarse, y frecuentemente se equivocan al tratar de calcular intervalos entre dos eventos. El consumo de cocaína aumenta la disponibilidad de dopamina por lo que el tiempo parece expandirse por acelerar este reloj de intervalos, a este reloj lo podemos controlar a voluntad e incluso pararlo, o ignorarlo.

Otro reloj similar al anterior, que suena cada 24 horas es el “reloj circadiano”, el cual se encarga de sincronizar nuestro cuerpo con los ciclos de luz y oscuridad causados por la rotación de la tierra y se encarga de regular el hábito diario de dormir por la noche y despertar por la mañana. Este reloj procesa nuestra vida en ciclos de 24 horas, con escasamente un 1% (minutos por día) de variación, por lo cual requiere, como cualquier reloj mecánico de ajustes periódicos para mantener su precisión. En el caso del reloj circadiano se requiere de la luz solar para llevar a cabo estos ajustes y mantener los períodos de sueño-vigilia funcionales. Estos ajustes se llevan a cabo en dos grupos neuronales llamados núcleos supraquiasmáticos (NSQ) que se encuentran en el centro de cerebro por detrás de las sienes, y regulan las fluctuaciones diarias de la presión arterial, la temperatura, el nivel de actividad y el estado de alerta, y también le indica a la glándula pineal del cerebro cuando liberar melatonina, lo cual solo se produce por la noche.

A su vez estos núcleos son influenciados por las células llamadas “ganglionares” que se encuentran en la retina de ambos ojos y que le informan de la percepción de luz solar o de su ausencia. El descontrol de este reloj puede notarse en los trabajadores por turnos o en los cambios de horario donde el resto de órganos corporales tienen un horario diferente al establecido por el ciclo circadiano y tarda varios días y a veces hasta semanas en volver a ajustarlo a esas actividades diarias diferentes, lo que se manifiesta por fatiga y disminución capacidad de concentración y laboral, que, incluso en casos severos, puede llevar a un cuadro depresivo. En resumen es un cronómetro del cerebro que lleva la cuenta de segundos, minutos y horas.

Otro dispositivo importante del cerebro, relativo al anterior y más reloj que cronómetro, sincroniza muchas funciones orgánicas con la hora del día y de la noche. Este mismo reloj explica el trastorno afectivo estacional. Un reloj de arena molecular, que rige el número de veces que puede dividirse una célula, quizá sea responsable de ponerle límite a la longevidad.

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración para dos personas de Córdoba, Argentina: Manuel C., de 37 años a quien se le diagnosticó cáncer; y Luciano V., de 6 años quien se encuentra recuperándose de una cirugía por un tumor cerebral y aguardando los resultados de la biopsia.

Pedimos oración por las siguientes intenciones que nos llegan desde Guatemala: por el eterno descanso del alma de Otto B., Humberto M., Manuel P., Carlos Enrique W.A.; por la salud de Rodrigo M. P. que padece esquizofrenia; por Rodrigo R., con trastornos de ansiedad; por la bebé recién nacida Anika C. R., con enfermedades en estudio. Oramos por todos ellos.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Un estímulo todos los días
Octubre 24
Es verdad que lo que más me interesa es lo que llevamos dentro y no la apariencia, los éxitos, los aplausos. Pero también es cierto que la belleza interior, si es verdadera, se manifiesta, se comunica, se transmite, se expresa en gestos, en palabras, en actitudes que hacen bien a los demás.
No podemos engañarnos diciendo que somos buenos y bellos por dentro, si los demás sólo perciben egoísmo, comodidad, orgullo. La vida interior puede engañarnos mucho y, a veces, creemos que somos generosos sólo porque tenemos sentimientos de compasión, pero somos incapaces de dedicar tiempo y cariño a los demás. O decimos que somos humildes, pero estamos siempre hablando de nosotros mismos o cuidando la imagen.
Por eso, al mismo tiempo que uno trata de cultivar su vida interior, es indispensable que intente expresar los cambios internos en tora forma de vivir, en una manera nueva de tratar a los demás, de servir, de dialogar, de dar. Sólo así sabrá que realmente algo ha cambiado en su interior.
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

jueves, 23 de octubre de 2014

Pequeñas Semillitas 2500

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2500 ~ Jueves 23 de Octubre de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
¿Dónde estamos plantados: en construir o destruir? ¿Nos importa lo ético y lo moral o nos da lo mismo la corrupción, el desencuentro, la incomunicación y la descalificación?
Esta crisis mundial que no debemos reducir sólo a lo económico sino que es fundamentalmente una crisis moral, nos debe interpelar en lo profundo de nuestra conciencia. Esta situación la debemos afrontar con grandeza y asumirla con esperanza, como nos enseñan los pobres auténticos, los pobres de corazón.
Vivimos un tiempo de grandes cambios, pero el cambio por “moda” no sirve para nada, es urgente, mis hermanos, un cambio de mayor consistencia: el del corazón de cada uno, que debe salir del caos, para vivir en el orden y así renovar la vida, la familia y la sociedad.
Mons. Baldomero Martini

¡Buenos días!

Espera y ayuda
La esperanza busca lo bueno en la gente, en lugar de subrayar lo malo. La esperanza descubre lo que se puede hacer, en lugar de protestar por lo que no se puede. La esperanza obtiene su poder de una profunda confianza en Dios y en la bondad innata de la humanidad. La esperanza considera los problemas, sean grandes o pequeños, como oportunidades.

Los vivientes pasan por etapas en que los signos vitales disminuyen notablemente. Por ejemplo, muchos invertebrados, durante el invierno, entran en un estado de hibernación en que su metabolismo desciende; esto les ayuda a soportar el frío y la escasez de alimentos. Algo parecido les pasa a los vegetales en la estación fría. A nuestro alrededor, hay personas que también entran a veces en crisis especiales, en que llegan a perder signos de normalidad y vitalidad. No es justo tomar decisiones de las que podríamos arrepentirnos. Esperemos y ayudemos a que les vuelva la vida plena y exuberante en una próxima primavera del corazón. Entretanto ora y anima.

“Si no existiera la esperanza, el corazón estallaría”, suele oírse. Necesitamos cultivar sin cesar la flor de la esperanza porque ella nos alienta a superar las dificultades más graves. Los árabes dicen: “No desesperes en medio de las más sombrías aflicciones, pues de las nubes más negras cae un agua limpia y fecundante”. Mantén viva la esperanza.  
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo! Tengo que pasar por un bautismo, ¡y qué angustia hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido a traer al mundo paz? No, sino división. En adelante, una familia de cinco estará dividida: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra». (Lc 12,49-53)

Comentario
Hoy, el Evangelio nos presenta a Jesús como una persona de grandes deseos: «He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo!» (Lc 12,49). Jesús ya querría ver el mundo arder en caridad y virtud. ¡Ahí es nada! Tiene que pasar por la prueba de un bautismo, es decir, de la cruz, y ya querría haberla pasado. ¡Naturalmente! Jesús tiene planes, y tiene prisa por verlos realizados. Podríamos decir que es presa de una santa impaciencia. Nosotros también tenemos ideas y proyectos, y los querríamos ver realizados enseguida. El tiempo nos estorba. «¡Qué angustia hasta que se cumpla!» (Lc 12,50), dijo Jesús.
Es la tensión de la vida, la inquietud experimentada por las personas que tienen grandes proyectos. Por otra parte, quien no tenga deseos es un apocado, un muerto, un freno. Y, además, es un triste, un amargado que acostumbra a desahogarse criticando a los que trabajan. Son las personas con deseos las que se mueven y originan movimiento a su alrededor, las que avanzan y hacen avanzar.
¡Ten grandes deseos! ¡Apunta bien alto! Busca la perfección personal, la de tu familia, la de tu trabajo, la de tus obras, la de los encargos que te confíen. Los santos han aspirado a lo máximo. No se asustaron ante el esfuerzo y la tensión. Se movieron. ¡Muévete tú también! Recuerda las palabras de san Agustín: «Si dices basta, estás perdido. Añade siempre, camina siempre, avanza siempre; no te pares en el camino, no retrocedas, no te desvíes. Se para el que no avanza; retrocede el que vuelve a pensar en el punto de salida, se desvía el que apostata. Es mejor el cojo que anda por el camino que el que corre fuera del camino». Y añade: «Examínate y no te contentes con lo que eres si quieres llegar a lo que no eres. Porque en el instante que te complazcas contigo mismo, te habrás parado». ¿Te mueves o estás parado? Pide ayuda a la Santísima Virgen, Madre de Esperanza.
Rev. D. Joan MARQUÉS i Suriñach (Vilamarí, Girona, España)

Santoral Católico:
San Juan de Capistrano
Presbítero
San Juan de Capistrano, presbítero de la Orden de Hermanos Menores, que luchó en favor de la disciplina regular, estuvo al servicio de la fe y costumbres católicas en casi toda Europa, y con sus exhortaciones y plegarias mantuvo el fervor del pueblo fiel, defendiendo también la libertad de los cristianos. En la localidad de Ujlak, junto al Danubio, en el reino de Hungría, descansó en el Señor. († 1456)  Información amplia haciendo clic acá.
Fuente: Catholic.net    

Palabras del Papa Francisco

“Esto es lo que hace daño: la codicia en mi relación con el dinero. Tener más, tener más, tener más… Te lleva a la idolatría, destruye tu relación con los demás. No el dinero, sino la actitud, que se llama codicia. Y luego, esta codicia también te enferma, porque te hace pensar todo en función del dinero. Y al final -esto es lo más importante-, la codicia es un instrumento de la idolatría, porque va por el camino opuesto al que hizo Dios para nosotros. San Pablo dice que Jesucristo, que era rico, se hizo pobre para enriquecernos. Ese es el camino de Dios: la humildad, el humillarse para servir. En cambio, la codicia te lleva por el camino opuesto: tú eres un pobre hombre, te haces Dios por vanidad. ¡Es la idolatría!”
Papa Francisco

Historias:
La humildad
Se acercaba mi cumpleaños y quería ese año pedir un deseo especial al apagar las velas de mi pastel. Caminando por el parque me senté al lado de un mendigo que estaba en uno de los bancos, el más retirado, viendo dos palomas revolotear cerca del estanque y me pareció curioso ver a un hombre de aspecto abandonado, mirar las avecillas con una sonrisa en la cara que parecía eterna.

Me acerqué a él con la intención de preguntarle por qué estaba tan feliz. Quise también sentirme afortunado al conversar con él para sentirme más orgulloso de mis bienes, porque yo era un hombre al que no le faltaba nada. Tenía mi trabajo, que me producía mucho dinero. Claro que... ¿cómo no iba a producírmelo trabajando tanto? Tenía mis hijos a los que, gracias a mi esfuerzo, tampoco les faltaba nada y tenían todos los juguetes que quisiesen tener. En fin, gracias a mis interminables horas de trabajo no le faltaba nada a mi familia.

Me acerqué entonces al hombre y le pregunté:
- Caballero, ¿qué pediría usted como deseo en su cumpleaños?

Pensaba yo que el hombre me contestaría que pediría dinero. Así, de paso, yo le daría unos billetes que tenía y realizaría “la obra de caridad del año”.

No sabe usted mi asombro cuando el hombre me contesta lo siguiente, con la misma sonrisa en su rostro que no se le había borrado y nunca se le borró:

- “Amigo, si pidiese algo más de lo que tengo sería muy egoísta, yo ya he tenido de todo lo que necesita un hombre en la vida y más. Vivía con mis padres y mi hermano antes de perderlos una tarde de junio. Hace mucho, conocí el amor de mi padre y mi madre, que se desvivían por darme todo el amor que les era posible dentro de nuestras limitaciones económicas. Al perderlos, sufrí muchísimo pero entendí que hay otros que nunca conocieron ese amor, yo sí y me sentí mejor.

De joven, conocí una chica de la cual me enamoré perdidamente. Un día la besé y estalló en mí el amor hacia aquella joven tan bella. Cuando se marchó, mi corazón sufrió tanto... Recuerdo ese momento y pienso que hay personas que nunca han conocido el amor y me siento mejor.

Un día en este parque, un niño correteando cayó al suelo y comenzó a llorar. Yo fui, lo ayudé a levantarse, le sequé las lágrimas con mis manos y jugué con él por unos instantes más y aunque no era mi hijo, me sentí padre y me sentí feliz porque pensé que muchos no han conocido ese sentimiento.

Cuando siento frío y hambre en el invierno, recuerdo la comida de mi madre y el calor de nuestra pequeña casita y me siento mejor porque hay otros que nunca lo han sentido y tal vez no lo sentirán nunca. Cuando consigo dos piezas de pan comparto una con otro mendigo del camino y siento el placer que da compartir con quien lo necesita, y recuerdo que hay unos que jamás sentirán esto.

Mi querido amigo, ¿qué más puedo pedir a Dios o a la vida cuando lo he tenido todo, y lo más importante es que soy consciente de ello?

Puedo ver la vida en su más simple expresión, como esas dos palomitas jugando. ¿Qué necesitan ellas? Lo mismo que yo, nada... Estamos agradecidos al Cielo de esto, y sé que usted pronto lo estará también”.

Miré hacia el suelo un segundo como perdido en la grandeza de las palabras de aquel sabio que me había abierto los ojos en su sencillez. Cuando miré a mi lado ya no estaba, sólo las palomitas y un arrepentimiento enorme de la forma en que había vivido sin haber conocido la vida. Jamás pensé que aquel mendigo era tal vez un ángel enviado por Dios, que me daría el regalo más precioso que se le puede dar a un ser humano... la humildad.
Web Católico de Javier

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración para Ángela D., de Corrientes, Argentina, que permanece postrada en cama desde hace dos meses luego de una operación de cadera y ahora debe operarse la rótula, para que Dios ilumine a los médicos y le otorgue fortaleza a ella.

Pedimos oración por Marta Cecilia S., de Córdoba, Argentina, que espera el resultado de una biopsia, rogando a la Santísima Virgen de Lourdes su mediación para que los resultados sean negativos.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Un estímulo todos los días
Octubre 23
“Te entrego, Señor, todo lo que tengo y todo lo que estoy viviendo. Te doy gracias por lo que me estás regalando y lo disfruto con gozo. Pero desde ya te lo entrego todo para que acabe cuando tenga que acabar.
Te proclamo a ti, Jesús, como único Señor, rey de todo lo que soy y de todo mi futuro. Te declaro Señor de todos mis afectos, de mis deseos, de mis relaciones.
Sé que me darás la felicidad que necesito, porque confío en tu amor, pero me la darás a tu modo, como sea mejor para mí.
En ti deposito toda la confianza de mi corazón. Amén.”
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

miércoles, 22 de octubre de 2014

Pequeñas Semillitas 2499

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2499 ~ Miércoles 22 de Octubre de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina) 
Alabado sea Jesucristo…
Tu felicidad depende en gran medida, de tu forma de ver las cosas.
La felicidad es un estado de ánimo que nace en tu interior, y que por lo tanto, no depende necesariamente de acontecimientos externos favorables para producirse. Aunque pueda parecerte increíble, lo cierto es que... ¡Prueba a sentirte feliz deliberadamente durante cinco minutos al día! No trates de sentirte feliz por algo en concreto, limítate tan sólo a ser feliz.
Para lograr acceder a ese estado, recuerda cómo te sentiste uno de los días más felices de tu vida e intenta reproducir ese sentimiento en el momento presente. Practicando con regularidad este ejercicio  comprobarás que es posible  sentirse feliz a voluntad y notarás día a día cómo tus momentos de felicidad van en aumento. La felicidad, al igual que sucede con la autoestima, es algo que depende de nosotros mismos.
Aunque los demás puedan influir en determinadas ocasiones sobre ella, en última instancia, de ti depende ser feliz. Repítete cuando puedas: Mi estado de ánimo depende de mí. Jerry Minchinton

¡Buenos días!

Dos oficinas del cielo
La Reina de la Paz te dice: “Mi querido hijo: ora para que tu vida esté llena de una gozosa acción de gracias que brote de tu corazón, como un río de alegría. Da sin cesar gracias a Dios por todo lo que posees, por cada pequeño don que Dios te concede. Así, la bendición gozosa de Dios descenderá siempre sobre tu vida”.

Alguna vez leí que en el cielo hay dos oficinas diferentes para tratar lo relativo a las oraciones de las personas en la tierra: una es para receptar pedidos de diversas gracias, y allí los muchos ángeles que atienden trabajan intensamente y sin descanso por la cantidad de peticiones que llegan en todo momento. La otra oficina es para recibir los agradecimientos por las gracias concedidas y en ella hay un par de ángeles aburridos, porque prácticamente no les llega ningún mensaje de los hombres desde la tierra para dar gracias...

San Pablo exhortaba a los colosenses a “vivir dando gracias a Dios”. Ejercítate y verás que te ayuda a vivir la relación con Dios de una forma concreta y existencial, descubriendo con gozo los dones que te regala a cada paso. Es una oración que ensancha el corazón y descansa la mente. Acostúmbrate a practicarla.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le horadasen su casa. También vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre».
Dijo Pedro: «Señor, ¿dices esta parábola para nosotros o para todos?». Respondió el Señor: «¿Quién es, pues, el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para darles a su tiempo su ración conveniente? Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así. De verdad os digo que le pondrá al frente de toda su hacienda. Pero si aquel siervo se dice en su corazón: ‘Mi señor tarda en venir’, y se pone a golpear a los criados y a las criadas, a comer y a beber y a emborracharse, vendrá el señor de aquel siervo el día que no espera y en el momento que no sabe, le separará y le señalará su suerte entre los infieles.
»Aquel siervo que, conociendo la voluntad de su señor, no ha preparado nada ni ha obrado conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes; el que no la conoce y hace cosas dignas de azotes, recibirá pocos; a quien se le dio mucho, se le reclamará mucho; y a quien se confió mucho, se le pedirá más». (Lc 12,39-48)

Comentario
Hoy, con la lectura de este fragmento del Evangelio, podemos ver que cada persona es un administrador: cuando nacemos, se nos da a todos una herencia en los genes y unas capacidades para que nos realicemos en la vida. Descubrimos que estas potencialidades y la vida misma son un don de Dios, puesto que nosotros no hemos hecho nada para conseguirlas. Son un regalo personal, único e intransferible, y es lo que nos confiere nuestra personalidad. Son los “talentos” de los que nos habla el mismo Jesús (cf. Mt 25,15), las cualidades que debemos hacer crecer a lo largo de nuestra existencia.
«En el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre» (Lc 12,40), acaba diciendo Jesús en el primer párrafo. Nuestra esperanza está en la venida del Señor Jesús al final de los tiempos; pero ahora y aquí, también Jesús se hace presente en nuestra vida, en la sencillez y la complejidad de cada momento. Es hoy cuando, con la fuerza del Señor, podemos vivir su Reino. San Agustín nos lo recuerda con las palabras del Salmo 32,12: «Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor», para que podamos ser conscientes de ello, formando parte de esta nación.
«También vosotros estad preparados» (Lc 12,40), esta exhortación representa una llamada a la fidelidad, la cual nunca está subordinada al egoísmo. Tenemos la responsabilidad de saber “dar respuesta” a los bienes que hemos recibido junto con nuestra vida. «Conociendo la voluntad de su señor» (Lc 12,47), es lo que llamamos nuestra “conciencia”, y es lo que nos hace dignamente responsables de nuestros actos. La respuesta generosa por nuestra parte hacia la humanidad, hacia cada uno de los seres vivos, es algo justo y lleno de amor.
Rev. D. Josep Lluís SOCÍAS i Bruguera (Badalona, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Juan Pablo II
Papa
Información amplia sobre su vida haciendo clic acá.
Fuente: Aciprensa

Palabras de San Juan Pablo II

“¡Cuántas gracias he recibido de la Santísima Virgen! Deseo elevar mi agradecimiento al Señor con las palabras de su Madre Santísima, bajo cuya protección he puesto mi ministerio petrino: Totus Tuus
San Juan Pablo II

Biblioteca de archivos
Recuerda que en la página (blog) de "Pequeñas Semillitas" y también en "Juan Pablo II inolvidable", en la columna lateral derecha, se ha insertado un enlace con la misma imagen que ves arriba de este escrito, desde donde se ingresa a la Biblioteca de archivos. Allí iré agregando día a día algunos de los powerpoint que se comparten con los suscriptores de "Pequeñas Semillitas" y también archivos de texto en formato PDF; todo lo cual puede ser visto online o bien puede descargarse a la computadora del usuario.

Tema del día:
Juan Pablo II sorprendente
1.- En sus tiempos de interpretación teatral, era el que salvaba la situación con su memoria prodigiosa.
Todos sabemos que Juan Pablo II sentía una fuerte pasión por el teatro y la literatura en general, ya incluso desde que era un adolescente. Pero lo que no sabíamos es que una vez salvó la situación con su increíble memoria.
Uno de los personajes en una producción se dio de baja dos días antes del estreno y no disponían de suplentes en aquel momento.
La absorbente mente del joven Karol simplemente había memorizado el papel de todos los personajes durante los ensayos, y se ofreció a interpretar dos personajes.

2.- En sus acampadas con el grupo de gente joven, acostumbraba a leer “Cartas del Diablo a su Sobrino” de CS Lewis junto al fuego de campamento.
Al Padre Wojtyla le encantaba pasar tiempo con los jóvenes en actividades al aire libre durante su tiempo de párroco en Polonia; y más tarde como Cardenal siguió manteniendo esa costumbre. Esas salidas tenían que ser clandestinas ya que estaban prohibidas por los dirigentes comunistas. Iban a descender el río en kayak, o a practicar montañismo, llegando a celebrar misas en una canoa vuelta del revés.
Parece ser que alrededor del fuego durante las veladas nocturnas cantaban textos de poetas y escritores en general y leían textos sacados de algunos de esos libros, incluyendo el clásico “Cartas del Diablo a su Sobrino” (publicada por primera vez en 1942).

3.- Irónicamente, los comunistas “querían” que fuese arzobispo de Cracovia.
Aunque el gobierno comunista permitía a la iglesia polaca nombrar a los candidatos a la sede vacante, el gobierno se reservaba el derecho a veto sobre cualquier candidato que no le interesase. Continuaron con su censura a los candidatos hasta que consiguieron situar a su hombre: Karol Wojtyla.
Imaginemos ese momento incómodo cuando el hombre que ellos mismos han seleccionado se convierte en Papa y después regresa a Polonia a derrocar el comunismo. Probablemente el mayor ejemplo de minusvalorar a alguien en la historia de los fracasos.

4.- Removió una montaña de excrementos con la pala
A JP II nunca se le cayeron los anillos por trabajar en trabajos duros, o sucios, o a la hora de realizar los trabajos más bajos.
Poco después que el poder cambiara de manos en Polonia de los nazis a los comunistas, Karol y sus compañeros seminaristas pudieron volver al seminario, que había caído en un estado físico deplorable y necesitaba arreglos patentes. Las cañerías se habían congelado, y las letrinas se encontraban en un estado de profundo caos. Había que picar montañas de excrementos helados con palas y transportados en carretas lejos de ahí.

5.- Continuó con la práctica del esquí hasta que tuvo 73 años.
Una historia famosa es la de un niño de 8 años que se encontró con JP II en la pista de esquí. Hicieron un par de bajadas juntos, y la madre del niño no quería dar crédito a que su imaginativo hijo hubiera estado esquiando con el Papa, hasta que el niño se lo presentó.

6.- Viajó a la luna tres veces durante su vida.
Bueno, la misma distancia, al menos: ¡1.140.000 km! El hombre tenía una misión, y sentía que su llamada como pastor de la iglesia universal implicaba salir a los caminos y reunirse con su rebaño universal. “¿No se supone que debo ser el papa de todo el mundo?”, solía decir.

7.- ¿Cuál fue “el día más feliz de su vida”?
Según él mismo, ése fue el día en que canonizó a la hermana Faustina como la primera santa del milenio.
Su devoción a la Divina Misericordia fue uno de los temas centrales de su vida, algo muy cercano y muy querido para su corazón, especialmente como polaco que era. “No hay nada que el hombre necesite más que la Divina Misericordia”.

8.- Realizó un par de movimientos a lo James Bond para eludir a la policía secreta.
Cuando fue obispo en Polonia durante el dominio comunista, la policía secreta estaba constantemente grabando furtivamente sus conversaciones y estudiando sus movimientos. Cuando llegó a convertirse en Papa habían ya recopilado informes sobre su persona que llenaban 18 cajas de archivo.
En una ocasión en que el arzobispo necesitaba tener una reunión secreta con Karol, el chófer de Wojtyla montó una pequeña y peligrosa escena en medio del tráfico que hizo perder a los perseguidores de vista. Rápidamente Karol cambió de coche sin que nadie se percatara y así pudo reunirse con el arzobispo en paz.
9.- Los royalties de sus libros construyeron iglesias en Yugoslavia.
Juan Pablo II, durante toda su vida fue un "regalador". Se regaló a sí mismo y regaló su tiempo y su talento.
Como botón de muestra, tras publicar "Cruzando el umbral de la esperanza", que vendió millones de copias, ofreció los primeros royalties para reconstruir iglesias destruidas en el conflicto de Yugoslavia.
También se sabe que regaló las ropas nuevas que le compraron y se quedó con las viejas.

10.- Recibió el sacramento de la reconciliación del padre Pío.
En 1947, el Padre Wojtyla visitó al Padre Pío, y éste le oyó en confesión. El Papa Juan Pablo II le canonizaría 55 años después.

11.- Su predecesor Juan Pablo I dijo lo siguiente:
“Mi nombre es Juan Pablo I. Solamente estaré con vosotros un tiempo corto. El segundo ya está en camino”

12.- Era el Rey de la multi-tarea.
Juan Pablo II tenía una ética laboral increíble, y uno de sus secretarios le describió como un “volcán de energía”. Era habitual en él trabajar entre 12 y 16 horas diarias. Tenía el don de la “concentración dividida”. Muchas personas contaban cómo podía tener una conversación completa con ellos mientras estaba leyendo, y aun así estar plenamente entregado. Algunas veces se cansaba en las reuniones si no trabajaba en algo más al mismo tiempo. De hecho, durante el Concilio Vaticano II escribió todo tipo de libros y poemas.

13.- Leía a Marx durante el Cónclave.
De hecho la necesidad de dedicarse a múltiples tareas simultáneamente era tan acuciante, tal era la necesidad de constantemente alimentar su intelecto, que incluso se llevaba material de lectura a las sesiones del cónclave poco después de su propia elección. Y de todos los libros que uno puede leer… leía literatura marxista. Como dijo en una ocasión a un amigo, “si quieres llegar a conocer a tu enemigo, tienes que conocer lo que ha escrito”.

14.- Una audiencia de 300.000 personas le aplaudió durante 14 minutos sin interrupción.
Durante el momento clave que representó su viaje a Polonia como Papa en 1979, JP II celebró la misa de Pentecostés en la plaza de la Victoria de Varsovia para una multitud de 300.000 almas. En un momento concreto el aplauso entusiasta duró 14 minutos sin interrupción.

15.- Si se recopila todo lo que escribió, equivaldría al contenido de 20 Biblias.
Su media superaba las 3.000 páginas anuales, y solamente durante el tiempo en que fue papa.

16.- Fue el primer papa en pisar una mezquita.
Su amor hacia la persona humana se extendía más allá de los confines de la Iglesia Católica, hacia todas las religiones, razas y lenguas.

17.- Una figura envuelta en un abrigo largo, con capucha negra, saliendo a hurtadillas por la puerta trasera del Vaticano.
Juan Pablo II era uno de esos líderes que se deslizaría con sigilo para no ser notado por sus guardias de seguridad mientras salía de casa. A menudo estas excursiones servían para conseguir un poco de solaz en las montañas o para ir a esquiar. Con lo ocupado que andaba el hombre, entendió la necesidad del equilibrio y la diversión.

18.- De vez en cuando le gustaba reírse un poco de su persona.
En una ocasión alguien pudo oír la siguiente conversación:
JP II: “La música es extraordinariamente útil para la oración. Como decía San Agustín, “el que canta, reza por partida doble”.”
Amigo: “¿Cantaba usted bien, Santo Padre?”
JP II: “Cuando era yo el que cantaba, era más propio decir que rezaba una sola vez.”

19.- Conocía a los más de 2.000 obispos del mundo por su nombre.
Guardaba un mapa en el que marcaba cada diócesis del mundo, y conocía a cada uno de sus obispos de memoria. Su memoria no estuvo limitada a los líderes de la Iglesia. La guardia suiza, los seminaristas, y conocidos esporádicos que apenas había tratado se sorprendían por los detalles pequeños que recordaba de ellos años más tarde.

20.- Más gente le vio a él que a cualquier otra persona en la historia de la humanidad.
Bueno, eso es lo que se dice. Y con el récord de 500 millones de personas, ¿alguien de entre el público puede competir con él?

Nuevo vídeo y artículo

Hay un nuevo video subido a este blog.
Para verlo tienes que ir al final de la página.

Hay nuevo material publicado en el blog
"Juan Pablo II inolvidable"
Puedes acceder en la dirección:

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por Carlos Julio R., de Colombia, que ha sido diagnosticado con cáncer de próstata avanzado. Rogamos a la Virgen del Perpetuo Socorro que interceda por él ante Dios Misericordioso para que tenga el tratamiento adecuado y eficaz.

Pedimos oración para Fiamma del Milagro, una joven de Córdoba, Argentina, que estudia profesorado de Educación Física y ha sufrido una lesión ligamentaria y de menisco en una rodilla por lo que deberá ser operada. En su día rogamos a San Juan Pablo II que la fortalezca física, anímica y espiritualmente para superar esta situación imprevista que se le ha presentado.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Un estímulo todos los días
Octubre 22
Contemplar las cosas nos ayuda a contemplar a Dios. Dice la Biblia que “lo invisible a Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras” (Rom 1,20). Cuando vemos la inmensidad y la potencia de una montaña, eso es un símbolo de la fuerza impresionante y eterna de Dios, lleno de poder sin límites. Si vemos la pureza del agua de una cascada o la blancura de la nieve, eso es un símbolo de la pureza de Dios, donde no hay mancha alguna, donde todo es limpio y bello. Si vemos dos personas que se abrazan con amor, eso es un símbolo de la ternura y del amor de Dios. Porque en realidad todo lo que hay de verdadero, de bello o de bueno en esta tierra es un reflejo pálido de la suprema hermosura de Dios.
Pero muchas veces disfrutamos de las cosas lindas de la vida y nos quedamos allí. No pasamos a la contemplación de Dios y no reconocemos que él está allí, en lo más íntimo de cada cosa. Intenta contemplar algo bello y pasar de allí a la contemplación y a la adoración del Creador.
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-