martes, 28 de julio de 2015

Pequeñas Semillitas 2746

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 10 - Número 2746 ~ Martes 28 de Julio de 2015
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
El sol y el viento discutían para ver quién era el más fuerte. El viento decía: ¿Ves aquel anciano envuelto en una capa? Te apuesto a que le haré quitar la capa más rápido que tú.
Se ocultó el sol tras una nube y comenzó a soplar el viento, cada vez con más fuerza, hasta ser casi un ciclón, pero cuanto más soplaba tanto más se envolvía el hombre en la capa. Por fin el viento se calmó y se declaró vencido.
Y entonces salió el sol y sonrió benignamente sobre el anciano. No pasó mucho tiempo hasta que el anciano, acalorado por la tibieza del sol, se quitó la capa.
El sol demostró entonces al viento que la suavidad y el amor de los abrazos son más poderosos que la furia y la fuerza. Esopo (600 AC)

¡Buenos días!

Cambio de domicilio
Cultiva una actitud mental positiva. No juzgues nunca el día por el clima. Protégete de los mensajes negativos. Enumera tus bendiciones y agradécelas a Dios. No pierdas nunca tu admiración por la belleza del universo. Te presento una persona que cada mañana toma una excelente decisión:

La pequeña y bien perfumada anciana de 78 años, con su cabello arreglado a la perfección, se muda hoy a un asilo. Recientemente ha fallecido su esposo a los 80. Después de esperar con paciencia en el recibidor del nuevo asilo, sonrió con dulzura, cuando se le dijo que su cuarto estaba listo. Mientras se desplazaba en andador hacia el ascensor, le describieron los detalles de su pequeño cuarto, incluyendo las cortinas que colgaban de la ventana. "Me encanta", afirmó con entusiasmo. "Sra. Páez, no ha visto el cuarto, espere". "Eso no importa", respondió. “La felicidad es una decisión que tomo cada mañana, cuando me levanto. Puedo elegir: pasar el día en la cama, repasando las partes de mi cuerpo que no funcionan, o salir de la cama y estar agradecida por las que sí funcionan". "Cada día es un regalo, y mientras se abran mis ojos pensaré en el nuevo día y en los recuerdos felices que alegran mi vida”.

Aquello que te dices a ti mismo afecta radicalmente la calidad de tu vida y tu habilidad para hacer cosas efectivamente. Eres lo que piensas. Si tu discurso interior es negativo, serás pesimista y trabado en todo. Por el contrario, si tu conversación interior es positiva, serás dinámico, entusiasta, decidido. Está alerta, vigílate,  y desecha todo lo perjudicial.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús despidió a la multitud y se fue a casa. Y se le acercaron sus discípulos diciendo: «Explícanos la parábola de la cizaña del campo». Él respondió: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino; la cizaña son los hijos del Maligno; el enemigo que la sembró es el Diablo; la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.
»De la misma manera, pues, que se recoge la cizaña y se la quema en el fuego, así será al fin del mundo. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, que recogerán de su Reino todos los escándalos y a los obradores de iniquidad, y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga». (Mt 13,36-43)

Comentario
Hoy, mediante la parábola de la cizaña y el trigo, la Iglesia nos invita a meditar acerca de la convivencia del bien y del mal. El bien y el mal dentro de nuestro corazón; el bien y el mal que vemos en los otros, el que vemos que hay en el mundo.
«Explícanos la parábola» (Mt 13,36), le piden a Jesús sus discípulos. Y nosotros, hoy, podemos hacer el propósito de tener más cuidado de nuestra oración personal, nuestro trato cotidiano con Dios. —Señor, le podemos decir, explícame por qué no avanzo suficientemente en mi vida interior. Explícame cómo puedo serte más fiel, cómo puedo buscarte en mi trabajo, o a través de esta circunstancia que no entiendo, o no quiero. Cómo puedo ser un apóstol cualificado. La oración es esto, pedirle “explicaciones” a Dios. ¿Cómo es mi oración? ¿Es sincera?, ¿es constante?, ¿es confiada?
Jesucristo nos invita a tener los ojos fijos en el Cielo, nuestra casa para siempre. Frecuentemente vivimos enloquecidos por la prisa, y casi nunca nos detenemos a pensar que un día —lejano o no, no lo sabemos— deberemos dar cuenta a Dios de nuestra vida, de cómo hemos hecho fructificar las cualidades que nos ha dado. Y nos dice el Señor que al final de los tiempos habrá una tría. El Cielo nos lo hemos de ganar en la tierra, en el día a día, sin esperar situaciones que quizá nunca llegarán. Hemos de vivir heroicamente lo que es ordinario, lo que aparentemente no tiene ninguna trascendencia. ¡Vivir pensando en la eternidad y ayudar a los otros a pensar en ello!: paradójicamente, «se esfuerza para no morir el hombre que ha de morir; y no se esfuerza para no pecar el hombre que ha de vivir eternamente» (San Julián de Toledo).
Recogeremos lo que hayamos sembrado. Hay que luchar por dar hoy el 100%. Y que cuando Dios nos llame a su presencia le podamos presentar las manos llenas: de actos de fe, de esperanza, de amor. Que se concretan en cosas muy pequeñas y en pequeños vencimientos que, vividos diariamente, nos hacen más cristianos, más santos, más humanos.
Rev. D. Iñaki BALLBÉ i Turu (Rubí, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Pedro Poveda
Sacerdote y Mártir
Nació en Linares (Jaén, España) en 1874. Ordenado sacerdote en Guadix, desempeñó un intenso apostolado. En 1902 incorporó a sus actividades la promoción humana y cristiana de los habitantes de las Cuevas de Guadix, que sufrían paro, hambre, analfabetismo y soledad. En 1906 fue nombrado canónigo de la basílica de Santa María de Covadonga (Asturias), donde, atento al entorno en que vivía, descubrió la llamada al mundo de la educación, para el que se preparó en Jaén, donde se fue consolidando la Institución Teresiana iniciada en Covadonga. En 1921 fue nombrado capellán real, lo que le obligó a residir en Madrid. Fue maestro de oración, pedagogo de la vida cristiana y de las relaciones entre la fe y la ciencia. Promovió planes para la creación de escuelas en zonas rurales y elaboró un proyecto de Universidad católica en España. Desencadenada la guerra civil, fue detenido en Madrid el 27 de julio de 1936, y fusilado a la mañana siguiente. Juan Pablo II lo canonizó el año 2003.
Oración: Señor Dios nuestro, que has concedido a san Pedro Poveda, fundador de la Institución Teresiana, impulsar la acción evangelizadora de los cristianos mediante la educación y la cultura, y entregar la vida en martirio como «sacerdote de Jesucristo»; haz que sepamos, como él, participar fielmente en la misión de la Iglesia con el testimonio de nuestra vida cristiana y la entrega generosa al anuncio de tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
© Directorio Franciscano    

Palabras del Papa Francisco

“El apego a las riquezas es el inicio de todo tipo de corrupción… ¿Por qué? Porque aquellos que viven apegados al propio poder, a las propias riquezas, creen que están en el paraíso. Están cerrados, no tienen horizonte, no tienen esperanza. Y al final, deberán dejar todo”

Tema del día:
Delimitación de responsabilidades

Señores Padres: No soy docente, pero convivo con una, lo cual por un lado me permite saber en qué consiste su trabajo, y por el otro me da la ventaja de no tener compromisos con los padres de los alumnos, por lo cual voy a decirles lo que pienso, como es mi costumbre.

Si usted es de esos padres en vías de extinción que se preocupan por la educación de sus hijos, entonces no lea el siguiente texto ya que no es para usted.

En cambio si es de esa nueva generación de padres "modernos y copados" que creen que la escuela es un depósito de chicos para que no molesten cuando usted chatea en Facebook, mira fútbol y novelas, o simplemente duerme la siesta, entonces hágame el favor de leer estas definiciones que seguramente le aclararán el panorama:

- Los docentes enseñan lengua, pero enseñarle a su hijo a no vagar por la calle a los gritos faltando el respeto a quienes lo oyen le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan anatomía, pero enseñarle a no embarazarse a los 13 años le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan biología, pero enseñarle a no matar por diversión le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan informática, pero enseñarle a no pasarse 10 horas por día en las redes sociales le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan dibujo y pintura, pero enseñarle a no escribir paredes y rayar autos le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan contabilidad, pero enseñarle a no gastar la plata en alcohol, tabaco y drogas le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan geografía, pero enseñarle a no estar el día entero fuera de su casa le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan ética, pero enseñarle a respetar a los mayores y no burlarse de las personas con discapacidades le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan gimnasia, pero enseñarle a no correr huyendo de sus actos irresponsables le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan historia, pero enseñarle a forjarse una propia, limpia de manchas le corresponde a usted.

- Los docentes enseñan matemáticas, pero enseñarle a no SUMAR errores, a no RESTAR esfuerzos, a no MULTIPLICARSE antes de tiempo, y a no DIVIDIR familias, eso le corresponde a usted.

Las sociedades funcionan cuando todos hacen su aporte. Los docentes, aunque mal pagos, hacen su trabajo con vocación.

Usted señor padre....... ¿está haciendo el suyo?
Desconozco el autor

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los inmigrantes del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Hacemos un pedido de oraciones por varias personas de diversas nacionalidades, expresando acá la información tal como ha llegado a nosotros, y con la seguridad que aunque falten algunos datos, el Señor los conoce: José Luis D. P., de Madrid, España, que este miércoles tiene que realizar estudios neurológicos; por Lucas, de Quilmes, Argentina, atropellado por un automóvil y con diversas fracturas y traumatismo de cráneo grave; por Beatriz, de Santa Fe, Argentina; por el matrimonio de Ángel Erick y Rosario Adriana para que puedan superar los embates del maligno; por Juan José L., de provincia de Buenos aires, Argentina, muy delicado por un ataque cardíaco; por el seminarista Luis Maximiliano, que llegue a ser un buen sacerdote; por Graciela, de Argentina. Nos unimos en oración.

Pedimos oración para José Ignacio (Iñaki), de México, para que el Espíritu Santo guíe a los médicos que lo atienden por su cardiopatía.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Unidos a María
¡Ay de nosotros si María no fuera tan solícita con todo el género humano! Haría ya un buen tiempo que la tierra con todos sus habitantes habría dejado de existir. Porque María ha intervenido en la historia de la humanidad, en los momentos más graves, para salvarnos una y mil veces de la ira de Dios. ¡Cuántas veces los pecados de los hombres superaron la medida y la Virgen intercedió ante el trono de Dios para aplacar la Justicia divina! Ahora también la humanidad está en una encrucijada y María, con sus apariciones, mensajes, lacrimaciones incluso de sangre, nos está advirtiendo de que corremos peligro, de que por nuestros pecados nos estamos atrayendo el justo castigo. Acudamos, pues, a Ella, y supliquémosle nuevamente, otra vez más, por nuestra salvación. Que nos ayude de convertirnos nosotros y a ayudar a convertir a los hombres, a evangelizar. Que detenga todavía por un tiempo los castigos para poder tener la oportunidad de hacer volver a los hombres a Dios, con nuestra oración, penitencia y buenas obras. Estemos tranquilos que teniendo a María en el Cielo, junto a Dios, estamos protegidos y amparados.

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

lunes, 27 de julio de 2015

Pequeñas Semillitas 2745

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 10 - Número 2745 ~ Lunes 27 de Julio de 2015
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Repasando conceptos del Evangelio de ayer domingo, además de la multiplicación de la comida, el milagro es lo que ocurre en el interior de las personas: se sintieron interpeladas por la palabra de Jesús y, olvidando el egoísmo, compartió cada uno lo que tenía, y se maravillaron viendo que el alimento se multiplicó y sobró.
Si compartiéramos lo que tenemos, habría suficiente para todos. Para que coman todos es necesario compartir lo que hay, que es de todos y para todos.
¿Con qué “pan” alimento yo mi vida: el del afán de dinero, o de fama, o de comodidad… o con el pan del servicio?

¡Buenos días!

Para dinamizarte
Hoy además de una oración del P. Víctor Fernández, te ofrezco unas consignas de Og Mandino para animarte a llenar fructuosamente cada  jornada: “Saludaré con gozo y agradecimiento el don inapreciable de este nuevo día. Trataré con ternura cada hora porque sé que no retornará jamás. Eludiré con ahínco todo aquello que mata el tiempo. No escucharé a labios ociosos, ni me quedaré donde hay manos inactivas”.

Señor, coloca en mi interior el anhelo de ser fecundo, de ser útil, el sueño de producir algo bueno para los demás. Sana toda pereza, todo desánimo, toda indiferencia, para que no te ofenda con pecados de omisión. Todo lo que me diste es para que lo comunique y lo haga fructificar. Que pueda levantarme cada mañana con muchos deseos de hacer el bien a los hermanos. Ayúdame a descubrir mejor mis talentos, para gastar bien mis energías y dejarle a este mundo algo bello y verdadero. Arranca de mi interior todo egoísmo, toda indiferencia y toda comodidad, para que entregue mis energías y las libere en el servicio y el trabajo. Amén.

“A la indecisión la destruiré con la acción. Sepultaré las dudas bajo la fe. No perderé un momento en lamentar las desgracias, derrotas y sufrimientos del ayer. Haré de este día el mejor de mi vida. Los deberes de hoy los cumpliré hoy. Hoy me sacrificaré y me consagraré al trabajo. Hoy tengo la oportunidad de convertirme en el hombre que yo sé que puedo ser”.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús propuso todavía otra parábola a la gente: «El Reino de los Cielos es semejante a un grano de mostaza que tomó un hombre y lo sembró en su campo. Es ciertamente más pequeña que cualquier semilla, pero cuando crece es mayor que las hortalizas, y se hace árbol, hasta el punto de que las aves del cielo vienen y anidan en sus ramas».
Les dijo otra parábola: «El Reino de los Cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo». Todo esto dijo Jesús en parábolas a la gente, y nada les hablaba sin parábolas, para que se cumpliese el oráculo del profeta: ‘Abriré en parábolas mi boca, publicaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo’. (Mt 13,31-35)

Comentario
Hoy, el Evangelio nos presenta a Jesús predicando a sus discípulos. Y lo hace, tal como en Él es habitual, en parábolas, es decir, empleando imágenes sencillas y corrientes para explicar los grandes misterios escondidos del Reino. Así podía entender todo el mundo, desde la gente más formada hasta la que tenía menos luces.
«El Reino de los Cielos es semejante a un grano de mostaza...» (Mt 13,31). Los granitos de mostaza casi no se ven, son muy pequeños, pero si tenemos de ellos buen cuidado y se riegan... acaban formando un gran árbol. «El Reino de los Cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina...» (Mt 13,33). La levadura no se ve, pero si no estuviera ahí, la pasta no subiría. Así también es la vida cristiana, la vida de la gracia: no se ve exteriormente, no hace ruido, pero... si uno deja que se introduzca en su corazón, la gracia divina va haciendo fructificar la semilla y convierte a las personas de pecadoras en santas.
Esta gracia divina se nos da por la fe, por la oración, por los sacramentos, por la caridad. Pero esta vida de la gracia es sobre todo un don que hay que esperar y desear con humildad. Un don que los sabios y entendidos de este mundo no saben apreciar, pero que Dios Nuestro Señor quiere hacer llegar a los humildes y sencillos.
Ojalá que cuando nos busque a nosotros, nos encuentre no en el grupo de los orgullosos, sino en el de los humildes, que se reconocen débiles y pecadores, pero muy agradecidos y confiados en la bondad del Señor. Así, el grano de mostaza llegará a ser un árbol grande; así la levadura de la Palabra de Dios obrará en nosotros frutos de vida eterna. Porque, «cuanto más se abaja el corazón por la humildad, más se levanta hacia la perfección» (San Agustín).
Rev. D. Josep Mª MANRESA Lamarca (Les Fonts del Vallès, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Pantaleón
Mártir
Nació en la segunda mitad del siglo III en Nicomedia de Bitinia (en la actual Turquía) en el seno de una familia rica y pagana. Recibió una formación clásica y estudió medicina. La relación con un amigo cristiano le llevó a abrazar la fe cristiana y a bautizarse. Trabajó como médico, especialmente de los pobres, sin cobrar nada a cambio de su servicio. El Señor lo acreditó con numerosos milagros. Las autoridades del imperio romano lo persiguieron por haberse convertido al cristianismo y quisieron hacerlo apostatar a base de amenazas y torturas, pero el mártir permaneció siempre firme en su fe. Condenado a muerte, se ensañaron con su cuerpo antes de decapitarlo en Nicomedia el 27 de julio de un año en torno al 305. Su culto se difundió rápidamente por Oriente y Occidente. Es patrono de los médicos y es conocido el hecho de la licuación de su sangre en Madrid.
© Directorio Franciscano    

La frase de hoy

“A menudo, para el  hombre,
la autoridad significa posesión, poder, dominio, éxito.
Para Dios, en cambio,
la autoridad significa servicio, humildad, amor;
significa entrar en la lógica de Jesús
que se inclina para lavar los pies a los discípulos”
~ Benedicto XVI ~

Tema del día:
Para comunicarse con Dios
Cada día resulta más fácil comunicarse con las personas; pero.. ¿Y con Dios?
Aquí tienes ocho reglas para llamarle y contar con Él, cuando desees:

1 - Marca el prefijo correcto. No a lo loco.
2 - Una conversación telefónica con Dios no es un monólogo. No hables sin parar, escucha al que habla al otro lado.
3 - Si la conversación se interrumpe, comprueba si has sido tú el causante del corte.
4 - No adoptes la costumbre de llamar sólo en casos de urgencia. Eso no es trato de amigos.
5 - No seas tacaño. No llames sólo a las horas de "tarifa reducida", es decir, cuando toca o en fines de semana. Una llamada breve en cualquier momento del día sería ideal.
6 - Las llamadas son gratuitas y no pagan impuestos.
7 - No olvides decirle a Dios que te deje en el contestador todos los mensajes que quiera y cuando quiera.
8 - Toma nota de las indicaciones que Él te diga para que no las eches en olvido.

Si a pesar del cumplimiento de estas reglas la comunicación se torna difícil, dirígete con toda confianza a las oficinas del Espíritu Santo. Él restablecerá la comunicación.

Y si tu teléfono no funciona, llévalo al taller de reparación que lleva por nombre "Sacramento del Perdón". Allí todas las reparaciones son gratuitas y tienen una garantía de por vida.

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los inmigrantes del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por Salvador, que vive en USA y que atraviesa momentos de crisis por su separación matrimonial, para que por gracia de la Sagrada Familia de Nazaret, su situación pueda resolverse de la mejor forma.

Pedimos oración por la recuperación de Sebastián, un joven de 17 años de Neuquén, Argentina, que tuvo un accidente automovilístico y está muy grave. En ese mismo hecho falleció una hermana. Que Jesús fortalezca a toda la familia en este trance doloroso.

Pedimos oración para el niño Diego Ernesto A. V., de México, 12 años, internado por pancreatitis aguda, para que por la intercesión de la Virgen de Guadalupe, el buen Jesús le conceda la gracia de sanarse.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Unidos a María
Dice un santo que Dios creó un depósito de agua y lo llamó “mar”, y creó un depósito de gracias y lo llamó “María”.
Y efectivamente esto es así, pues Dios ha querido que todas las gracias que nos concede su omnipotencia, pasen por las manos virginales de María. De modo que si queremos obtener favores admirables de Dios, para nosotros y para quienes amamos, no tenemos más que recurrir a la Virgen, que Ella obtiene todo de Dios para nosotros.
Hagamos la prueba y quedaremos admirados de su prontitud y generosidad en colmarnos de dones y gracias, incluso materiales si hace falta, porque Ella es la Virgen fiel que no se deja ganar en generosidad por sus hijos, y nos da sus tesoros de gracias y favores celestiales, de modo que no tenemos más remedio que amarla por todo lo que Ella nos ama y nos provee.
Si somos pobres, tanto material como espiritualmente, es porque no hemos acudido todavía a María, o al menos no lo hemos hecho en la manera correcta, puesto que la Virgen no deja que sus devotos pasen necesidad, e incluso hace verdaderos milagros cuando es necesario para sus fieles hijos.
Acudamos a María, busquemos su ayuda maternal, y viviremos felices y contentos esta vida, y luego para siempre en el Cielo.

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

domingo, 26 de julio de 2015

Pequeñas Semillitas 2744

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 10 - Número 2744 ~ Domingo 26 de Julio de 2015
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Gracias por el sentido del gusto, por mis gustos concretos y los sabores que puedo distinguir y tengo la suerte de probar.
Gracias por la comida compartida, por tu Palabra narrada como Buena Noticia en torno a la mesa.
No dejes que la lengua se me vuelva amnésica, no dejes que me sacie y me harte. Acompáñame en las tentaciones consumistas e insolidarias.
Enséñame a compartir. Enséñame a mirar con cariño y esperanza mis recursos y a confiar en su capacidad multiplicadora,
Mercedes Navarro

¡Buenos días!

Penicilina al bautizado
En la Biblia se da mucha importancia al nombre de las personas: en cierta manera indica su naturaleza y su misión. Jesús dice al Padre que él había «manifestado su nombre a los hombres» (Jn. 17:6), es decir, su misma naturaleza divina. El cambio de nombre significa que la  persona adquiere nuevas capacidades para una nueva misión. Por ejemplo: Jesús pone a Simón el nombre de Pedro: le da firmeza como para ser fundamento de la Iglesia

Un padre misionero que llegó al pueblito, se dedicaba no sólo a cuidar la salud espiritual de los fieles sino también la salud física. Una tarde un paisano llegó del campo para hacer bautizar a su hijita. —Mire, padrecito, ando con ganas de cristianar a mi niñita. —Cómo no, mi amigo, para eso estamos. Al empezar la celebración el sacerdote vio una infección en el bracito de la nena y pensando que era necesaria una curación inmediata, dijo al paisano: —Mire, señor, a esta chica hay que ponerle penicilina. A lo que el paisano un poco enojado le respondió: —No, no, no, usted a mi hija le pone “Ruperta”, o ya mismo la llevo a otro cura.

Lo del cambio del nombre es tan notable en la Biblia, que un día todos los que entren triunfantes en la Jerusalén celestial recibirán un nombre nuevo, adecuado a los redimidos del Señor (Ap. 3:12). Alabemos a Jesús, que significa “salvador”, porque para eso nació para salvarnos del pecado y de la muerte eterna.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, se fue Jesús a la otra ribera del mar de Galilea, el de Tiberíades, y mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba en los enfermos. Subió Jesús al monte y se sentó allí en compañía de sus discípulos. Estaba próxima la Pascua, la fiesta de los judíos. Al levantar Jesús los ojos y ver que venía hacia Él mucha gente, dice a Felipe: «¿Dónde vamos a comprar panes para que coman éstos?». Se lo decía para probarle, porque Él sabía lo que iba a hacer. Felipe le contestó: «Doscientos denarios de pan no bastan para que cada uno tome un poco». Le dice uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro: «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es eso para tantos?».
Dijo Jesús: «Haced que se recueste la gente». Había en el lugar mucha hierba. Se recostaron, pues, los hombres en número de unos cinco mil. Tomó entonces Jesús los panes y, después de dar gracias, los repartió entre los que estaban recostados y lo mismo los peces, todo lo que quisieron. Cuando se saciaron, dice a sus discípulos: «Recoged los trozos sobrantes para que nada se pierda». Los recogieron, pues, y llenaron doce canastos con los trozos de los cinco panes de cebada que sobraron a los que habían comido.
Al ver la gente la señal que había realizado, decía: «Éste es verdaderamente el profeta que iba a venir al mundo». Dándose cuenta Jesús de que intentaban venir a tomarle por la fuerza para hacerle rey, huyó de nuevo al monte Él solo. (Jn 6,1-15)

Comentario
Hoy, podemos contemplar cómo se forja en nuestro interior tanto el amor humano como el amor sobrenatural, ya que tenemos un mismo corazón para amar a Dios y a los otros.
Generalmente, el amor va abriéndose paso en el corazón humano cuando se descubre el atractivo del otro: su simpatía, su bondad. Es el caso del «muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces» (Jn 6,9). Da a Jesús todo lo que lleva, los panes y los peces, porque se ha dejado conquistar por el atractivo de Jesús. ¿He descubierto el atractivo del Señor?
A continuación, el enamoramiento, fruto de sentirse correspondido. Dice que «mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba en los enfermos» (Jn 6,2). Jesús les escuchaba, les hacía caso, porque sabía lo que necesitaban.
Jesucristo siente un poderoso atractivo por mí y quiere mi realización humana y sobrenatural. Me ama tal como soy, con mis miserias, porque pido perdón y, con su ayuda, sigo esforzándome.
«Dándose cuenta Jesús de que intentaban venir a tomarle por la fuerza para hacerle rey, huyó de nuevo al monte Él solo» (Jn 6,15). Les dirá al día siguiente: «En verdad, en verdad os digo: vosotros me buscáis, no porque habéis visto señales, sino porque habéis comido de los panes y os habéis saciado» (Jn 6,26). Escribe san Agustín: «¡Cuántos hay que buscan a Jesús, guiados solamente por intereses temporales! (...) Apenas se busca a Jesús por Jesús».
La plenitud del amor es el amor de donación; cuando se busca el bien del amado, sin esperar nada a cambio, aunque sea al precio del sacrificio personal.
Hoy, yo le puedo decir: «Señor, que nos haces participar del milagro de la Eucaristía: te pedimos que no te escondas, que vivas con nosotros, que te veamos, que te toquemos, que te sintamos, que queramos estar siempre a tu lado, que seas el Rey de nuestras vidas y de nuestros trabajos» (San Josemaría).
Rev. D. Pere CALMELL i Turet (Barcelona, España)

Palabras de San Juan Pablo II

"Me afecta cualquier amenaza contra el hombre,
contra la familia y la nación. 
Amenazas que tienen siempre su origen
en nuestra debilidad humana,
en la forma superficial de considerar la vida" 

Tema del día:
Nuestro gran pecado
El episodio de la multiplicación de los panes gozó de gran popularidad entre los seguidores de Jesús. Todos los evangelistas lo recuerdan. Seguramente, les conmovía pensar que aquel hombre de Dios se había preocupado de alimentar a una muchedumbre que se había quedado sin lo necesario para comer.

Según la versión de Juan, el primero que piensa en el hambre de aquel gentío que ha acudido a escucharlo es Jesús. Esta gente necesita comer; hay que hacer algo por ellos. Así era Jesús. Vivía pensando en las necesidades básicas del ser humano.

Felipe le hace ver que no tienen dinero. Entre los discípulos, todos son pobres: no pueden comprar pan para tantos. Jesús lo sabe. Los que tienen dinero no resolverán nunca el problema del hambre en el mundo. Se necesita algo más que dinero.

Jesús les va a ayudar a vislumbrar un camino diferente. Antes que nada, es necesario que nadie acapare lo suyo para sí mismo si hay otros que pasan hambre. Sus discípulos tendrán que aprender a poner a disposición de los hambrientos lo que tengan, aunque sólo sea «cinco panes  de cebada y un par de peces».

La actitud de Jesús es la más sencilla y humana que podemos imaginar. Pero, ¿quién nos va enseñar a nosotros a compartir, si solo sabemos comprar? ¿Quién nos va a liberar de nuestra indiferencia ante los que mueren de hambre? ¿Hay algo que nos pueda hacer más humanos? ¿Se producirá algún día ese "milagro" de la solidaridad real entre todos?

Jesús piensa en Dios. No es posible creer en él como Padre de todos, y vivir dejando que sus hijos e hijas mueran de hambre. Por eso, toma los alimentos que han recogido en el grupo, «levanta los ojos al cielo y dice la acción de gracias». La Tierra y todo lo que nos alimenta lo hemos recibido de Dios. Es regalo del Padre destinado a todos sus hijos e hijas. Si vivimos privando a otros de lo que necesitan para vivir es que lo hemos olvidado. Es nuestro gran pecado aunque casi nunca lo confesemos.

Al compartir el pan de la Eucaristía, los primeros cristianos se sentían alimentados por Cristo resucitado, pero, al mismo tiempo, recordaban el gesto de Jesús y compartían sus bienes con los más necesitados. Se sentían hermanos. No habían olvidado todavía el Espíritu de Jesús.
© José Antonio Pagola

Mensaje de María Reina de la Paz 
Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de julio de 2015

“¡Queridos hijos!  También hoy con alegría estoy con ustedes y los invito a todos, hijitos: oren, oren, oren para que comprendan el amor que tengo hacia ustedes. Mi amor es más fuerte que el mal por eso, hijitos, acérquense a Dios para que puedan sentir mi gozo en Dios. Sin Dios, hijitos, no tienen futuro, no tienen esperanza ni salvación, por eso dejen el mal y elijan el bien. Yo estoy con ustedes y con ustedes intercedo ante Dios por todas sus necesidades. Gracias por haber respondido a mi llamado”

Nuevo vídeo y artículo

Hay un nuevo vídeo subido al blog
de "Pequeñas Semillitas" en internet.
Para verlo tienes que ir al final de esta página.

Hay nuevo material publicado en el blog
"Juan Pablo II inolvidable"
Puedes acceder en la dirección:

Agradecimientos
Dicen que en el cielo hay dos oficinas diferentes para tratar lo relativo a las oraciones de las personas en la tierra:
Una es para receptar pedidos de diversas gracias, y allí los muchos ángeles que atienden trabajan intensamente y sin descanso por la cantidad de peticiones que llegan en todo momento.
La otra oficina es para recibir los agradecimientos por las gracias concedidas y en ella hay un par de ángeles aburridos porque prácticamente no les llega ningún mensaje de los hombres desde la tierra para dar gracias...
Desde esta sección de "Pequeñas Semillitas" pretendemos juntar una vez por semana (los domingos) todos los mensajes para la segunda oficina: agradecimientos por favores y gracias concedidas como respuesta a nuestros pedidos de oración.

Desde Córdoba, Argentina, nos llega el agradecimiento a Dios, en primer lugar, y a las personas que rezaron por la recuperación de Tiziana, la niña de 3 años que a principios de mes sufrió un gravísimo accidente, pasó por dos cirugías, estuvo en terapia intensiva, luego en cuidados intermedios y ahora ya está en sala común en el Hospital de Niños, superando las últimas complicaciones, comiendo, caminando y esperando ser dada de alta.

Desde Buenos Aires, Argentina, llega el agradecimiento al Señor por el éxito de la cirugía ocular de María Cecilia P. (operación de miopía). Damos gracias a Dios por su amor y atención permanente a todo lo que le pedimos.

También desde Buenos Aires (más precisamente desde Banfield) nuestra amiga Liliana Z. da gracias a Jesús y a María porque su segunda operación de reemplazo de cadera ha sido todo un éxito. Nos sumamos a la oración.

Unidos a María
El que encuentra a María, ha encontrado la Vida, porque la Virgen nos da la vida de la gracia santificante, que si la habíamos perdido, Ella nos la restituye, obteniéndola de Dios para nosotros. Aunque estemos con un pie en el Infierno, aunque parezca que todo está perdido, esto no es así si buscamos a María con sincero corazón, porque Ella se dejará encontrar y nos obtendrá de Dios la salvación y el volver al buen camino. Si supiéramos las ventajas que da el tener a María como Amiga, no pasaríamos un momento del día sin elevar el pensamiento a esta augusta Doncella que todo lo puede sobre el Corazón de Dios, porque ha enamorado al mismo Dios con sus evidentes y secretos encantos. ¿Qué será cuando nosotros, después de haber vivido en este mundo hostil a Dios, vayamos a encontrarla y estrecharla entre nuestros brazos, en el Paraíso? Porque seremos inmensamente felices de unirnos a Dios, pero creo que habrá un gozo especial al abrazarnos a esta Virgen que habrá hecho tanto por nosotros, y que es nuestra Madre.

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

sábado, 25 de julio de 2015

Pequeñas Semillitas 2743

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 10 - Número 2743 ~ Sábado 25 de Julio de 2015
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Deshágase de una vez de la creencia de que usted necesita demostrarles a los demás su propia valía para que le respeten, lo valoren o le admiren. Su propio valor personal brillará mucho más si usted actúa con naturalidad y sencillez. La arrogancia y la soberbia no le generarán el respeto de nadie. Sea usted mismo, usted vale por lo que es, no por lo que pretende mostrar o aparentar.
En las palabras del Papa Francisco que integran esta edición de “Pequeñas Semillitas” el representante de Cristo en la tierra nos invita a custodiar nuestra pequeñez y así comprender la importancia de la humildad y la docilidad en nuestra vida.
Y el más grande ejemplo de estas virtudes lo recibimos del mismo Jesús, que en su vida terrenal, predicó con la palabra y el ejemplo, la importancia de ser mansos y humildes, sencillos como niños, modestas y pequeñas ovejas de su rebaño.

¡Buenos días!

Jueguen este número
¡Qué importante es tener un concepto claro de las prioridades de nuestra vida! Porque hay muchas cosas que debemos afrontar: sencillas o difíciles, urgentes o a largo plazo, importantes o secundarias. Y por otra parte nuestro tiempo y nuestras energías son limitadas. Don Bosco en cierta oportunidad dio una notable lección sobre este tema.

Iba Don Bosco caminando por el centro de Turín, cuando tres conocidos suyos le salieron al paso y le pidieron ansiosamente que les dijera qué número deberían jugar cada uno para salir premiados en una lotería. Sin inmutarse el santo les respondió de inmediato: Jueguen estos tres números: el diez, el cinco y el catorce. ¡La suerte es segura!
Cuando, satisfechos por la indicación de quien sabían tenía el don de clarividencia, ya se iban a despedir, Don Bosco añadió: Voy a explicarles mi adivinación: el número diez son los mandamientos de la ley de Dios, el cinco, los preceptos de la Iglesia, y el catorce, las obras de misericordia. Jugad siempre estos números y seréis afortunados en esta vida y en la otra.

El santo sabía bien lo más importante de la vida. Frente a la vida eterna que nos espera, es de tremenda urgencia no perder la dicha sin fin con Dios. Jesús dijo claramente: “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero –la lotería– si pierde su vida (eternamente)?”.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y se postró como para pedirle algo. Él le dijo: «¿Qué quieres?». Dícele ella: «Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en tu Reino». Replicó Jesús: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber?». Dícenle: «Sí, podemos». Díceles: «Mi copa, sí la beberéis; pero sentarse a mi derecha o mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado por mi Padre».
Al oír esto los otros diez, se indignaron contra los dos hermanos. Mas Jesús los llamó y dijo: «Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder. No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo; de la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos». (Mt 20,20-28)

Comentario
Hoy, el episodio que nos narra este fragmento del Evangelio nos pone frente a una situación que ocurre con mucha frecuencia en las distintas comunidades cristianas. En efecto, Juan y Santiago han sido muy generosos al abandonar su casa y sus redes para seguir a Jesús. Han escuchado que el Señor anuncia un Reino y que ofrece la vida eterna, pero no logran entender todavía la nueva dimensión que presenta el Señor y, por ello, su madre va a pedir algo bueno, pero que se queda en las simples aspiraciones humanas: «Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en tu Reino» (Mt 20,21).
De igual manera, nosotros escuchamos y seguimos al Señor, como lo hicieron los primeros discípulos de Jesús, pero no siempre logramos entender a cabalidad su mensaje y nos dejamos llevar por intereses personales o ambiciones dentro de la Iglesia. Se nos olvida que al aceptar al Señor, tenemos que entregarnos con confianza y de manera plena a Él, que no podemos pensar en obtener la gloria sin haber aceptado la cruz.
La respuesta que les da Jesús pone precisamente el acento en este aspecto: para participar de su Reino, lo que importa es aceptar beber de su misma «copa» (cf. Mt 20,22), es decir, estar dispuestos a entregar nuestra vida por amor a Dios y dedicarnos al servicio de nuestros hermanos, con la misma actitud de misericordia que tuvo Jesús. El Papa Francisco, en su primera homilía, recalcaba que para seguir a Jesús hay que caminar con la cruz, pues «cuando caminamos sin la cruz, cuando confesamos un Cristo sin cruz, no somos discípulos del Señor».
Seguir a Jesús exige, por consiguiente, gran humildad de nuestra parte. A partir del bautismo hemos sido llamados a ser testigos suyos para transformar el mundo. Pero esta transformación sólo la lograremos si somos capaces de ser servidores de los demás, con un espíritu de gran generosidad y entrega, pero siempre llenos de gozo por estar siguiendo y haciendo presente al Señor.
Mons. Octavio RUIZ Arenas Secretario del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización (Città del Vaticano, Vaticano)

Santoral Católico:
San Santiago el Mayor
Apóstol
Nació en Betsaida; era hijo de Zebedeo y hermano del apóstol Juan. Jesús, pasando junto al lago de Galilea, vio a los dos hermanos, que estaban repasando las redes, y los llamó a su seguimiento. Junto con su hermano y Pedro, Santiago fue uno de los tres discípulos más cercanos a Jesús, en la curación de la hija de Jairo (Mc 5,37), en la Transfiguración (Mt 17,1), en Getsemaní. Por su carácter pronto e impetuoso, el Señor le impuso a él y a su hermano el sobrenombre de «hijos del trueno» (Mc 3,17). Fue decapitado por Herodes Agripa en Jerusalén el año 44. Desde la antigüedad está muy difundida la persuasión de que Santiago predicó el Evangelio en los confines de Occidente, o sea, en España, y de que sus discípulos recogieron sus restos en Jerusalén y vinieron a enterrarlos en lo que hoy es Compostela. Su sepulcro, a lo largo de la Edad Media y hasta nuestros días, es meta de innumerables peregrinaciones de toda la Cristiandad.
Oración: Dios todopoderoso y eterno, que consagraste los primeros trabajos de los apóstoles con la sangre de Santiago, haz que, por su martirio, sea fortalecida tu Iglesia y, por su patrocinio, España (nuestro pueblo) se mantenga fiel a Cristo hasta el final de los tiempos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
© Directorio Franciscano    

Palabras del Papa Francisco

“La fidelidad cristiana, nuestra fidelidad, es simplemente custodiar nuestra pequeñez, para que pueda dialogar con el Señor. Custodiar nuestra pequeñez. Por esto la humildad, la docilidad, son muy importantes en la vida del cristiano, porque es una custodia de la pequeñez, a la cual el Señor gusta mirar”

Humor:
Robo al banco
Un ladrón entró al banco gritando a todos:
- "Que nadie se mueva, el dinero no es de ustedes, su vida en cambio les pertenece".
Todos en el banco, en silencio y lentamente se tiraron al piso.
A esto se llama "Conceptos para cambiar mentalidades - Cambia la manera convencional de pensar en el mundo".

En eso, una mujer se acostó provocativamente en uno de los escritorios, pero el ladrón le gritó:
- "Por favor, compórtese, ¡se trata de un robo, no de una violación!"
Esto se llama "Ser profesional - ¡Enfócate en lo que estás especializado en hacer!"

Mientras los ladrones escapaban, el ladrón más joven (con estudios universitarios) le dijo al ladrón viejo (que apenas terminó la primaria)
-"Oye viejo, contemos cuánto es", el ladrón viejo evidentemente enojado le replicó:
-"No seas estúpido, es mucho dinero para contarlo, esperemos a que en las noticias nos digan cuánto perdió el banco".
A esto se llama "Experiencia" - hoy en día la experiencia es más importante que un papel de una institución académica.

Una vez que se fueron los ladrones el gerente del banco le dijo al tesorero que llamara de inmediato a la policía.
El tesorero le dijo: "alto, alto, antes consideremos los 5 millones que nos faltan del desfalco del mes pasado y lo reportamos como si los ladrones también se lo hubieran llevado".
A esto se llama "Nadar con las mareas - Sacar ventaja de una situación desfavorable"

Al día siguiente en las noticias de la televisión se reportó que se habían robado 100 millones del banco, los ladrones solo pudieron contar 20 millones. Los ladrones, muy enojados reflexionaron:
"Arriesgamos nuestras vidas por miserables 20 millones mientras el gerente del banco se robó 80 millones en un parpadeo. Por lo visto conviene más estudiar y conocer el sistema que ser un vulgar ladrón.
Esto es: "El conocimiento es tan valioso como el oro".

El gerente del banco, feliz y sonriente, se sintió satisfecho ya que sus pérdidas en el mercado cambiario fueron cubiertas por el robo.
A esto se llama "Aprovechar las oportunidades, atreverse a tomar riesgos!"

Conclusión:
Dale un arma a un hombre y podrá robar un banco…
Dale un banco a un hombre y podrá robarle a todo el mundo…!!!


"Pequeñas Semillitas" por e-mail

Si lo deseas puedes recibir todos los días "Pequeñas Semillitas" por correo, más el agregado de un powerpoint. Las suscripciones son gratis y solo tienes que solicitarlas escribiendo a Rocío (moderadora de los grupos) a: peque.semillitas.3@gmail.com  con el título: “Suscripción a Pequeñas Semillitas”.

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los inmigrantes del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por Carlos C. O., de Bogotá, Colombia, que está a la espera de decisiones importantes relacionadas con su futuro y el de su familia, en búsqueda que se haga justicia y equidad por procesos laborales y académicos. Hacemos extensivas las oraciones a su esposa Trini y a los proyectos de sus hijos María Paula y Carlos que se encuentran en pregrado y postgrado respectivamente en la Universidad. Que el Señor bendiga esta familia y les conceda generosamente todo lo que ellos ansían conseguir.

Pedimos oración por el eterno descanso del alma de Eumelia, que a los 97 años partió de este mundo al encuentro del Señor el día 12 de julio.

Pedimos oración por las siguientes personas de Argentina: por los trillizos Inés, Martina y Joaquín, nacidos con menos de 7 meses de gestación; por Nicolás, internado por drogadicción inducida por su padre; por José que inicia su tratamiento por cáncer tiroideo; y por Liliana, en estado terminal de cáncer parotideo.

Pedimos oración por el embarazo gemelar de Maria Belén de Córdoba, Argentina, hija de una querida amiga. Bautista y Valentín tienen seis meses de gestación, hay una sola placenta y uno es bastante más pequeño. Que el Divino Niño los proteja y les permita crecer y nacer en las mejores condiciones de desarrollo.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Unidos a María
Para nosotros, cristianos, la Virgen María es nuestra Madre, así como Jesús lo quiso en el momento de su muerte en la Cruz, al hacer de su Madre, una Madre para toda la humanidad.
Puedo decir hoy cuánto gusto me da cada vez que encuentro en el atrio de la Basílica de Nuestra Señora de Fourvière, que domina la ciudad de Lyon (Francia), una familia musulmana venida para presentar a María un recién nacido, para ponerle bajo su protección materna y confiarle a su intercesión. No es extraño que esta familia me pida que bendiga este niño en el nombre de Dios, y lo hago con mucho gusto.
Nosotros los cristianos, tenemos el sentimiento de avanzar “con María”, como al lado de una madre cuyo hijo le coge la mano. En el camino que nos guía hacia Dios, la miramos como lo que es “la primera en camino”, según la expresión de una canción francesa mariana.
Vemos las maravillas que Dios realiza en esta joven, por ella y con ella, y le preguntamos al Señor: “¿Por qué no lo haces con tus otros hijos?” Es un poco como si la gracia de esta Madre siguiera implementándose al interior de la gran familia de la humanidad.  (Cardenal Philippe Barbarin)

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-